Traducción de Sergio Zepeda

Es probable que los funcionarios de San Francisco implementen “restricciones y disminución en las aperturas” adicionales a negocios, concurrencia de personas y a viajes tan pronto como mañana mismo, ya que la ciudad y el estado contemplan una ola de casos por coronavirus a la cual los funcionarios intentan evitar que los hospitales se saturen de pacientes.

“Hemos estado preocupados durante meses, pero ahora es real: ha llegado el invierno peligroso”, dijo enfáticamente la alcaldesa London Breed en la conferencia de prensa a través de Zoom. “La verdad es que vamos a tener que tomar medidas más restrictivas”.

La alcaldesa, aparentemente asediada en todos los frentes, ahora bajo una investigación por corrupción federal cada vez más amplia y que ha implicado también a su administradora municipal, Naomi Kelly, dijo que ella y su administración “todavía están trabajando en los detalles” sobre nuevas restricciones a la actividad comercial y al comportamiento de los residentes.

No obstante, tanto ella como el Dr. Grant Colfax, director del Departamento de Salud Pública, dijeron estar considerando cuarentenas obligatorias a viajeros, límites al tamaño de concurrencia de personas y límites en la capacidad de compras en interiores. Los detalles podrían anunciarse el miércoles.

Esas restricciones serían adicionales al toque de queda de las 10 p.m. a las 5 a.m. que entró en vigor el lunes, así como también a la disminución de aperturas de todos los comedores en interiores. San Francisco ha tenido que cumplir con dichas restricciones cuando entró en el “nivel púrpura” del estado, lo que significa que los recuentos de casos y las hospitalizaciones están aumentando a niveles peligrosos. Además, el gobernador Gavin Newsom dijo estar considerando otra orden de resguardo en casa estatal. Ahora estamos sintiendo la presión de los casos que aumentan rápidamente en los hospitales de San Francisco ”, dijo Colfax

Comentó que las hospitalizaciones por casos positivos de covid se han duplicado en un período reciente de 10 días, de 40 hospitalizaciones el 18 de noviembre a 87 hospitalizaciones el 28 de noviembre. Desde entonces, cuatro pacientes más por covid han sido transferidos a hospitales de la ciudad lo cual lleva a un total de 91.

“Desafortunadamente, si continuamos por este camino, nosotros, así como otros condados del área de la bahía, comenzaremos a ver una escasez de camas en hospital”, dijo Colfax.

Colfax agregó que “lo peor está por venir”, ya que su departamento predice que las reuniones y los viajes por el Día de Acción de Gracias solo harán que las ya sombrías estadísticas aumenten. Tanto él como Breed suplicaron a los residentes de San Francisco que limitaran su proceder: no reunirse fuera de sus hogares inmediatos (especialmente en interiores), quedarse en casa si están enfermos, lavarse las manos y cubrirse la cara.

Sin embargo, lo que se deja en gran parte sin abordar o se explica superficialmente cuando se pregunta, es qué planea la ciudad poner en marcha para hacer pruebas y ayudar a poner en cuarentena al grupo demográfico que se ha visto más afectado y, por lo tanto, ha constituido la mayor parte de los casos, es decir, los residentes latinx. 

Desde el comienzo de la pandemia, las tasas de casos positivos por covid-19 entre los residentes latinos han sido más altas que el resto de la población de la ciudad, en proporciones que, desde abril, no han bajado de 5 a 1; en junio, la cifra era de 10 a 1.

Asimismo, cuando UCSF y el Grupo de Trabajo Latino ofrecieron las pruebas, los residentes vulnerables se presentaron a las mismas, pero la ciudad no ha logrado ofrecer pruebas que sean idóneas los siete días de la semana en los lugares que han tenido éxito, no está clara la razón.

Desde el 17 de noviembre la ciudad ha ofrecido un sitio de prueba fijo en el sureste, en el sitio del mercado agrícola en Alemany. No está claro quién está usando el sitio de pruebas y si la difusión ha atraído con éxito a los residentes y a los trabajadores latinx. Dos cabinas emergentes administradas por UCSF y el Grupo de Trabajo Latino quienes terminaron con las pruebas el día de hoy en la estación de BART de la calle 24 y en el Excelsior han tenido un sobrecupo de suscripciones.

La falta de pruebas significa que los casos positivos para los residentes latinx se ha mantenido alto. En septiembre, por ejemplo, los residentes latinx dieron positivo por el virus a una tasa del 7 por ciento, mientras que para otros grupos dieron positivo colectivamente al 1.09 por ciento.

Dichas cifras destacaron aún más por los resultados preliminares de una campaña de prueba del UCSF / Grupo de Trabajo Latino realizada antes del Día de Acción de Gracias en la estación BART de la calle 24, de las 1,651 personas examinadas, el 6 por ciento dieron positivo al virus, y el 80 por ciento de los que dieron positivo eran latinos.

Colfax dijo que la ciudad está trabajando para afrontar las disparidades. “Hemos involucrado a la comunidad latina desde el principio, invertimos en salas de aislamiento y cuarentena que están disponibles de forma gratuita para las personas, invertimos en seguridad alimentaria, rastreo de contactos y atención médica; estamos trabajando con múltiples organizaciones latinas para fortalecer nuestra estratégia latina”, dijo.

Además, dijo, el departamento de salud ha creado más sitios de prueba temporales en el extremo sureste de la ciudad, como los que hay en la Misión y Bayview. También reubicaron un sitio de pruebas gratis al lugar del mercado agrícola en Alemany, aunque las citas para ese lugar a menudo están llenas.

Lo que Colfax no incluyó en su lista fue un sitio de pruebas gratis, permanente y diario al que muchos residentes latinx puedan acceder fácilmente, así como un sistema más sólido para apoyar a las personas que dan positivo en la prueba y deben faltar al trabajo. Por ahora, un programa destinado para hacer eso está basado en los caprichos de donantes particulares y no está equipado para cubrir la demanda.

Los organizadores de la comunidad dicen que esas medidas son necesarias para ayudar a los trabajadores esenciales latinx. “¿Por qué no hay un sitio [en la calle 24], dirigido por la comunidad, seis días a la semana?” preguntó Jon Jacobo, presidente del Grupo de Trabajo Latino para el comité de salud de Covid-19, “Llevamos nueve meses en pandemia”.

Julian Mark

Julian grew up in the East Bay and moved to San Francisco in 2014. Before joining Mission Local, he wrote for the East Bay Express, the SF Bay Guardian, and the San Francisco Business Times.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *