Traducción por: Anabelle Garay

La oficina del Censo ha suspendido las actividades de campo durante el censo decenal hasta por lo menos el primero de abril, y, por ahora, la oficina ha requerido que los residentes respondan en línea, por teléfono o por correo postal para minimizar la necesidad de que los encuestadores visiten los domicilios este mes de mayo.

“El mensaje clave en este momento para cualquiera que tenga dudas de cómo COVID-19 afectará el Censo 2020: nunca antes ha sido más fácil responder por su propia, ya sea en línea, por teléfono o por correo: todo esto sin tener que reunirse con un encuestador del censo”, enfatizó la oficina del Censo en un comunicado.

Albert Fontenot, Jr., director asociado de operaciones del decenio, dijo que entre el 12 y el 20 de marzo se han registrado 18,6 millones de respuestas en línea o por teléfono a las invitaciones del censo.

Para el 23 de marzo, ya habían respondido al censo un 19 por ciento de los hogares en todo el país y 20,2 por ciento de los hogares de San Francisco, según el mapa de la tasa de respuesta al censo.

“No tenemos a nadie allá afuera contactando [puerta a puerta]”, dijo Fontenot. “Una vez que reanudemos las operaciones, ciertamente practicaremos el distanciamiento social, un distanciamiento social muy estricto”.

Joshua Green, especialista en medios del censo en San Francisco, dijo que el mayor impulso para el trabajo puerta a puerta no sucederá sino hasta mayo. En ese momento, “el censo tendrá que reevaluar” sus planes.  

Si el recuento del censo es artificialmente bajo, las ramificaciones en esta y en todas las ciudades serán reales. Se estima que cada persona no contada le cuesta a su municipio unos $2.000 en recursos federales.

La carta enviada inicialmente alentaba a los residentes a conectarse en línea para completar el formulario. En abril, se enviarán formularios de papel antes de enviar a los censistas a tocar puertas el 13 de mayo.

Inicialmente se esperaba que los encuestadores del censo comenzaran su operación de “seguimiento temprano sin respuesta” en algunos colegios y universidades el 9 de abril. La oficina del censo decidió retrasar esta operación hasta el 23 de abril. 

Algunos estudiantes universitarios que se dirigieron a casa después del anuncio de toque de queda “deben contarse en la universidad, incluso si están temporalmente en otro lugar debido a la pandemia de COVID-19”, explicó la oficina en un comunicado. 

Por otro lado, los estudiantes que estudian en el extranjero y que regresen a casa antes de abril serían “contados en casa”.

United Way Bay Area o UWBA, una organización sin fines de lucro que lidera la iniciativa de difusión del censo en California, también dijo que están trabajando con hogares grupales para descubrir la mejor manera de contar a sus residentes. Todavía están elaborando planes modificados para contar a las personas que están sin hogar en el Área de la Bahía.

En lugar de eventos en persona, United Way Bay Area planea realizar transmisiones por video-web y talleres. En lugar de realizar visitas de puerta en puerta, planean cambiar a un “banco telefónico, envío de postales y dejar colgadores de puertas para comunicarse con los miembros de la comunidad en sus hogares”, dijo Stephanie Kim, directora sénior de Censo 2020 de United Way. A pesar de que ofrecen asistencia para responder a preguntas sobre cómo completar el cuestionario del censo, planean ayudar a las personas por teléfono y limitar las horas de operación de los lugares del censo.

Green también dijo que aunque han alcanzado su objetivo de contratación, la oficina del censo continúa aceptando solicitudes de empleo hasta mediados de mayo. Los procesos de incorporación, particularmente las huellas digitales, están “en espera hasta al menos el primero de abril”, dijo Tim Olson, director asociado de operaciones de campo.

“No queremos intentar pronosticar lo que sucederá en el futuro”, dijo. “Estoy seguro de que hay ciertos aplazamientos que podremos implementar en nuestra recopilación de datos puerta a puerta”, si es necesario.

La oficina comenzó a publicar actualizaciones de la tasa de respuesta por ciudad, condado y estado el 20 de marzo.

El censo hace nueve preguntas sobre cada persona que vive en el hogar, y se puede completar en menos de 10 minutos.

Mientras esperen que llegue el formulario por correo, las personas pueden responder al Censo en línea o por teléfono al (844) 468-2020.