Ayer, en el estacionamiento de la estación de policía del Distrito de la Misión en la calle Valencia un agresor sacó una pistola y la apuntó a agentes que estaban de pie en el estacionamiento antes de que le respondieran con disparos. El jefe de la policía Greg Suhr describió más tarde que la pistola era una pistola de aire comprimido o de balines.

La persona que disparó falleció de sus lesiones a las 7:53p.m., en el hospital general de San Francisco, según informó la policía.

Un testigo ocular declaró que el sospechoso abrió fuego, pero después Suhr dijo que no estaba al tanto de que el sospechoso hubiera disparado.

Suhr le dijo a los periodistas que dos sargentos dispararon varios tiros y le dieron al sospechoso tres veces, después de que sacó el arma de la pretina de su pantalón. Antes de morir, el sospechoso atendido por lesiones en el hospital General de San Francisco les dijo su nombre a los agentes, quienes todavía no lo han dado a conocer. Ningún agente fue lesionado en el incidente y los dos sargentos han recibido licencia administrativa con paga, como se suele hacer.

El jefe de la policía Greg Suhr habla con periodistas en el lugar de los hechos. Foto de Daniel Mondragón

Police Chief Suhr talking to reporters at the scene of the shooting. Photo by Daniel Mondragón

Tres agentes, incluyendo dos sargentos, se acercaron al sospechoso que estaba en el estacionamiento, un área que no está abierta al público, y le dijeron que se fuera, dijo Suhr. Los agentes luego fueron hacia la patrulla y vieron que el sospechoso todavía estaba en la entrada de coches.

“Pensaron que era algo raro, se le acercaron y le dijeron de nuevo que no podía estar ahí”, dijo. “Estiró el brazo hacia la pretina, en donde estaba la culata de un arma y sacó el arma de fuego. Dos sargentos dispararon y le dieron tres veces”.

El sospechoso se acercó a los agentes un poco antes durante el día en las calles 16 y Misión y les preguntó sobre las armas de fuego que portaban. “Los agentes en ese momento pensaron que fue algo muy curioso, pero nada salió de eso en ese momento”, dijo Suhr.

Hadley Robinson, exeditora de Mission Local, declaró haber estado a diez pies de distancia en la calle Valencia, cerca de la estación de policía, alrededor de las 5:25p.m., cuando escuchó a la policía decirle a un señor que estaba en el estacionamiento con algunos agentes: “aléjese o ponga las manos arriba”.

Robinson dijo no estar preocupada y que no pensó que el señor tenía un arma. Luego, el señor se alejó hacia la calle Valencia, sacó un arma y abrió fuego hacia los agentes en el estacionamiento. “Hubo muchas rondas entre el y la policía y de alguna forma ellos (la policía) lo agarraron”, dijo. “No estaba muerto, pero lo tenían en el piso”, dijo.

Más de una docena de agentes salieron rápidamente hacia las calles, cerraron la calle Valencia y 17 y sacaron a la gente de las calles. La estación se encuentra en el lado oeste de la calle Valencia, entre las calles 17 y 18.

“No sé lo que estaba haciendo el muchacho en el estacionamiento, para empezar”, dijo Robinson.

Robinson dijo que el muchacho era “medio mayor, delgado y con cabello canoso”.

La policía cerró la calle Valencia entre la 17 y 19. “Por favor, avísele a los motoristas, peatones y ciclistas que eviten el área”, aconsejó la policía.

La policía se dirigirá a la comunidad en una reunión en el ayuntamiento en los próximos días, en donde mostraran una fotografía del arma que blandió el sospechoso, dijo Suhr.

“Sé que muchas personas están preocupadas con lo que está sucediendo a nivel nacional en cuanto a la seguridad de agentes”, dijo Suhr en referencia a los dos agentes que fueron asesinados en Nueva York mientras estaban en su patrulla. “Estamos al tanto como cualquier otro. Los agentes se están cuidando entre sí, pero tenemos un trabajo que hacer”.

El lugar de los hechos en la c alle valencia a las 6:30p.m. Foto de Daniel Mondragon

The scene on Valencia at 6:30 p.m. Photo by Daniel Mondragon