Traducido por Andrea Valencia

La librería Modern Times que ha permanecido durante 39 años sobre la calle Valencia necesita urgentemente de una “entrada de dinero en efectivo” para pagar sus cuentas, según dijeron recientemente los propietarios de la librería a clientes en una carta.

“Modern Times se está enfrentando a una crisis financiera y necesita urgentemente una entrada de dinero en efectivo para que podamos pagar nuestras cuentas en el verano”, decía en la carta. “Los crueles y difíciles hechos económicos son estos: Necesitamos vender una cantidad establecida a diario para poder salir a partes iguales en costos –impuestos, renta, nómina, mantenimiento, seguro y nuevos libros- y en este momento no está sucediendo así”.

Durante la década pasada, las librerías independientes de la Misión, muchas de las cuales han estado aquí durante décadas, han luchado competidor contra competidor, incluyendo librerías gigantes, ventas en línea y ahora libros electrónicos.

Abandoned Planet, antes sobre Valencia, cerró en enero y Adobe Books sobre la calle 16 a duras penas y sobrevive. Alan Beatts, propietario de Borderlands Books y el café de a lado Boderlands Café, le dijo a Mission Loc@l en enero que había abierto una cafetería porque no veía que las librerías por sí mismas fueran un negocio viable.

Uno de los propietarios/trabajador del colectivo de Modern Times, la cual abrió por primera vez en 1971 sobre la calle 17 esquina con Sánchez, dijo que no estaban listos para hablar con la prensa todavía.

Pero la carta establece que los propietarios creen que la librería permanecerá siendo viable si recaudan suficiente dinero para poder sobrevivir durante los “meses lucrativos” en el otoño y en la temporada de vacaciones. Si cada residente donara $10 dólares, dice la carta, tendrían suficiente dinero para continuar en funcionamiento durante tres meses. “Las donaciones de entre $30 y $100 dólares sería suficiente para que mantuviéramos nuestras puertas abiertas, posiblemente para siempre”.

La librería de 39 años de antigüedad, la cual se mudó a su ubicación actual en 1991, estuvo a punto de cerrar en el año 2005; una experiencia a la que se refirieron en la carta. Sobrevivió después de haberse asociado con New College para convertirse en una librería universitaria.

Durante la década pasada, muchas librerías independientes han añadido ventas en línea, pero este no parece ser el caso con las librerías de la Misión, de las tres que se encuentran sobre la calle Valencia y las dos sobre la calle 16, sólo Borderlands parece estar vendiendo libros desde su sitio Web.

De acuerdo con el director ejecutivo Hut Landon, de la Asociación de Librerías Independientes del Norte de California, si así lo hicieran habría nuevas oportunidades que se harían disponibles.

Google lanzará una tienda de libros electrónicos este otoño, y planea permitirle a otras librerías vender sus libros electrónicos a través de sus sitios Web.

“Todavía hay muchos clientes”, dijo Landon. “Si tuvieran una oportunidad, escogerían ser independientes”.

Landon añadió que escoger la opción en línea sólo impulsaría al negocio, ya que a la gente todavía le gusta ir a las librerías y recurrir al conocimiento y experiencia de los empleados.

A pesar del declive en las ventas, la membrecía de la asociación ha permanecido constante durante los últimos tres años, dijo Landon. Las librerías en corredores como los de la calle Valencia tienen una mejor oportunidad de sobrevivir, añadió.

“Los espacios de venta al por menor están en sincronía unos con otros –dependen unos de los otros”.

A la larga, la supervivencia de las librerías se le dejará a la comunidad, dijo Landon.

“Si no las apoyan, van a desaparecer. Si les importa el barrio en el que viven, tendrán que apoyar al medioambiente del consumidor para que sea atractivo”.

Modern Times hace la misma petición a la comunidad.

“En esta época tan difícil, nos tenemos que asociar con muchos otros negocios con base en la comunidad y organizaciones que han sobrevivido al capitalismo gracias a la fuerza de sus comunidades”, dijeron los propietarios por medio de la carta. “Por favor, forme parte en ayudarnos a prosperar”.

Para saber más sobre cómo apoyar a la Librería Modern Times, haga clic aquí.