A technician swabs a little boy. Photo by Mike Kai Chen, January 10, 2021

Traducción de Sergio Zepeda

En la campaña de pruebas de detección e investigación de covid que se llevó acabo en la plaza de la estación de BART de la calle 24, más de las 3,000 personas que acudieron a hacerse la prueba en la primera de tres semanas de la campaña, casi uno de cada 10 dieron positivo de covid-19, según investigadores. Los resultados fueron más graves en relación a personas latinx, los cuales representan el 73 por ciento de todos los evaluados.

La campaña que comenzó el 10 de enero fue organizada por la universidad UCSF y el Grupo de Trabajo Latino en colaboración con Unidos en Salud, una alianza forjada en abril para realizar pruebas de detección de covid e investigación del virus. 

En la primera semana de la campaña, los habitantes y trabajadores se formaron desde temprano para obtener la prueba rápida de Binax. Los resultados preliminares muestran una tasa de casos positivos del 9.3 por ciento. Los resultados actuales de la campaña reflejan un aumento de casos por covid-19 que excede la cifra de casos de la campaña a propósito de las vacaciones del día de acción de gracias. Para ese entonces, el 6.4 por ciento de los que fueron evaluados con Binax dieron positivo, según los resultados finales.

“Las tasas son alarmantes, pero no inesperadas debido al hecho de que estamos en un aumento repentino”, escribió la Dra. Diane Havlir, jefa de la división de VIH / SIDA, enfermedades infecciosas y medicina internacional de UCSF, quien además ha hecho estudios sobre el covid a través de Unidos en Salud desde la primavera pasada.

La prueba Binax ofrece resultados en tan solo 15 minutos lo que ha permitido que la campaña de pruebas y de investigación tenga una respuesta lista el mismo día para poder poner en cuarentena a los residentes positivos de covid-19 y evitar la propagación del virus. Diane Jones, enfermera ya jubilada en el área de VIH en la UCSF, también dijo que la prueba Binax es capaz de detectar covid en las personas que están “al principio del proceso infeccioso, cuando son más propensos a transmitir el virus. La PCR capturará a casi todas las personas infectadas, pero no diferencia entre los que son contagiosos y los que no”.

En la primera semana, la campaña evaluó a 3,184 personas, un promedio de más de 600 al día, de las cuales un 9.3 por ciento, es decir, 297 personas, dieron positivo de covid. En lo que respecta a pruebas en personas Latinx, el 10.8 por ciento resultó positivo, lo que confirmó tendencias similares en estudios anteriores realizados por Unidos en Salud.

Dichos resultados en comparación con la tasa de casos positivos de la ciudad, la cual es de 4.95 por ciento, es una tasa no confiable de la cantidad de covid a la que se enfrentan algunas comunidades. 

Havlir señaló que dichas disparidades han sido las mismas desde el pasado mes de abril cuando UCSF y el Grupo de Trabajo Latino hicieron el primer estudio.

Uno de los principales objetivos de la campaña de pruebas de detección rápida era acortar significativamente el tiempo entre que una persona se hace la prueba y obtiene un resultado positivo para entonces ponerse en cuarentena. Ahora, las personas que dan positivo de covid obtienen el resultado a las dos horas después de haberse hecho la prueba. Un colaborador del Equipo de Bienestar Comunitario se comunicará con aquellos que hayan optado por aceptar ser contactados y les preguntará si necesitan ayuda para aislarse ese mismo día. Asimismo, el colaborador del equipo de bienestar evaluará las necesidades de las personas, los asesorará y les entregará alimentos.

Se les ofrecen recursos como hoteles para estar en cuarentena, cómo estar en aislamiento, acceso a fondos del Derecho a la Recuperación (Right to Recover)  y a alimentos.

Para entonces, más de 150 personas habían ya solicitado ser referidas y recibieron alimentos y otros suministros, dijo Susana Rojas, miembro del Grupo de Trabajo Latino que ayuda a coordinar los equipos de Bienestar Comunitario.

Además, para los residentes que dan positivos de covid que viven en hogares de más de cuatro personas, el equipo ofrece pruebas en el hogar para el resto de las personas que ahí habitan.

Rojas y su hija Susy, quienes coordinan al equipo, han estado trabajando hasta “dieciséis horas diarias desde la semana pasada” dijo Rojas en referencia a la cantidad de casos positivos y de tantos encuestados en un lapso de tiempo más corto. 

Algunos de los desafíos a enfrentar son averiguar cómo recolectar suficientes alimentos frescos de forma rápida para asegurarse de que los integrantes de una misma familia estén en la misma orden de entrega y bajo el mismo administrador de casos. Aun así, Rojas dijo que no están atrasados ​​excepto por los recursos más difíciles de conseguir, “como cuando a alguien se le acaban los medicamentos” y necesita que alguien los recoja mientras permanecen en aislamiento.

La alta cantidad de participantes es un poco inusual, ya que en campañas pasadas, después del primer día de una campaña, el número de participantes tendía a disminuir. Rojas dijo que cree que se debe a una variedad de factores, el primero es que el alcance y la reputación establecida atrajeron a más personas a la campaña esta vez.

“La gente está acostumbrada a ser tratada con amor y respeto”, dijo. Pero también, más personas quieren hacerse la prueba dado el aumento posterior a las vacaciones, cuando la gente salió de viaje para reunirse con amigos y familia en una época en la que reunirse al aire libre en un clima frío no era posible. En los esfuerzos de prueba previos y posteriores al día de acción de gracias, los casos positivos también aumentaron.

El director de salud pública, el Dr. Grant Colfax, anunció esta semana que la ciudad ha dado a conocer que tiene el índice de casos más alto, lo que puede ayudar a medir qué tan rápido se está propagando el virus. Para el sábado, la ciudad reportó un total de 28,221 casos y 254 muertes hasta entonces.

Para enero, los efectos del virus parecen afectar a casi todo el mundo, dijo Rojas. Al principio, la gente decía, ‘ah, es solo el uno por ciento’. Ahora, es más bien ‘conozco a alguien que murió’ ”, dijo Rojas.

Si bien la ciudad ha invertido recursos y fondos adicionales para las pruebas en la comunidad latinx en los últimos meses, las disparidades en los enfermos persisten, muchas de las cuales provienen de viviendas superpobladas y trabajadores de primera línea.

La población latinx es del 15 por ciento en la ciudad, pero los residentes latinx representan el 43 por ciento de los casos. Esta cifra ha disminuido un poco. A lo largo de 2020, los residentes latinx representaron del 45 al 51 por ciento de todos los casos de covid.

Sin embargo, el reciente aumento ha afectado especialmente a la Misión y a Bayview Hunters Point. Entre el 14 de diciembre y el 12 de enero, el DPH (Departamento de Salud Pública) informó 822 casos nuevos en la Misión, es decir, 138 casos nuevos por cada 10,000 residentes. Bayview Hunters Point acumuló 879 casos nuevos, es decir, 235 casos nuevos por cada 10,000 residentes. El promedio de la ciudad durante ese periodo fue de 95 casos nuevos por cada 10,000 residentes.

Jon Jacobo, director del comité de salud del Grupo de Trabajo Latino, dijo que están instando a la ciudad a que haga más pruebas en Bayview y en otras comunidades afectadas.

Los datos de 2020 muestran que los residentes latinx aquí son cinco veces más probables de exponerse al covid que cualquier otra etnia.

Annika Hom

Annika Hom is our inequality reporter through our partnership with Report for America. Annika was born and raised in the Bay Area. She previously interned at SF Weekly and the Boston Globe where she focused...

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *