Lazy Bear on 19th Street.

Traducción de Neus Valencia

Pronto, los comerciantes podrán usar la vía pública, como aceras, ocupación completa o parcial de calles, u otros espacios públicos cercanos como parques y plazas para recoger comida de restaurantes y realizar otras actividades comerciales, anunció el martes la alcaldesa London Breed.

Cuando se permita comer en los restaurantes también se podrá usar la banqueta y ciertas vías públicas para sentarse al aire libre.

El nuevo programa “es una solución creativa que dará a nuestros negocios más espacio para operar de forma segura y cambiar parte del espacio de nuestras calles y banquetas para proteger la salud física y económica de toda nuestra comunidad”, dijo Breed en un comunicado.

Los funcionarios de salud pública prefieren esta solución porque es menos probable que el virus se propague al aire libre, especialmente cuando las personas mantienen una sana distancia entre sí y usan cubrebocas, tal como se exige al estar formado en filas, tiendas y otros lugares que frecuenta la comunidad.

Los negocios seguirán necesitando el permiso del ayuntamiento a través de un “permiso expedito y gratuito para compartir la acera o el carril de estacionamiento con fines comerciales”, según la alcaldía. El proceso para obtener el permiso estará disponible a mediados de junio. Manténgase al tanto de las actualizaciones en SF.gov.

La alcaldía indicó que es probable que los requisitos de distanciamiento social “continúen aplicándose hasta que exista una vacuna contra el virus”, y el llamado “Programa de Espacios Compartidos” permitirá que los negocios vuelvan a abrir al mismo tiempo que proporcionará espacio adicional para que pueda haber un distanciamiento entre los empleados y los clientes.

Laurie Thomas, directora ejecutiva de la Asociación de Restaurantes Golden Gate, comentó estar contenta con el programa.

“Con el distanciamiento social y el reducido número de clientes que podrán acudir a comer, la posibilidad de ampliar el espacio para sentarse en el exterior ayudará a que sobrevivan económicamente nuestros establecimientos de comida y bebida”, dijo en un comunicado. “Estamos muy emocionados de ayudar a revivir nuestra ciudad y especialmente a nuestros barrios”.

Aunque el Departamento de Salud Pública del estado dio a conocer el lunes una nueva guía estatal para permitir la reapertura de lugares de culto y tiendas minoristas, la orden de resguardo en casa aún sigue en vigor.  En otras palabras, por el momento, no se podrá acudir a reuniones religiosas ni a tiendas en San Francisco.

Si suele leer nuestros reportajes, por favor apóyenos. Dependemos de la comunidad.

Julian Mark

Julian grew up in the East Bay and moved to San Francisco in 2014. Before joining Mission Local, he wrote for the East Bay Express, the SF Bay Guardian, and the San Francisco Business Times.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *