Traducción por: Anabelle Garay

Si toca frutas y verduras, las tiene que comprar, dice el departamento de salud

Cualquier San Franciscano que dé positivo a COVID-19 y no pueda autoaislarse será ahora elegible para una habitación de hotel a través de la ciudad, anunció la alcaldesa London Breed el lunes durante una conferencia de prensa. 

Cientos de habitaciones de hotel que habían sido reservadas para personal de salud de primera línea serán reutilizadas para cumplir con este fin, dijo. “No habíamos usado tantas de las habitaciones de hotel como anticipamos”, dijo Breed. 

Breed dijo que los residentes de habitaciones individuales con servicios compartidos (SRO), personas en situación de calle y otras personas que viven en ambientes colectivos deberían usar el programa si contraen el virus. Para el lunes, ya había poco más de 1,000 habitaciones disponibles y 324 para personas que contrajeron COVID-19. 

En la conferencia de prensa, la alcaldesa, el director del Departamento de Salud Pública, el Dr. Grant Colfax, y el jefe del Departamento de Policía de San Francisco, Bill Scott, hablaron sobre mantener el equilibrio para lo que se avecina: la curva de San Francisco se ha aplanado al tener 1,954 casos confirmados y 35 muertes, sin embargo, a medida de que la ciudad avanza hacia la reapertura, también se vuelve a exponer a brotes. Los tres funcionarios instaron al público a no bajar la guardia. 

“Incluso a medida de que continuamos avanzando con los planes de reapertura, debemos tener en cuenta que todavía estamos en medio de una pandemia”, dijo Colfax. “Estos no son tiempos normales, y los tiempos normales no volverán por algún tiempo”. 

No obstante, el proceso de avanzar hacia una nueva normalidad ya está en marcha. Ciertas empresas, como las librerías, florerías y tiendas de artículos para el hogar, podrán abrir para que los clientes recojan sus compras comenzando el 18 de mayo, si las hospitalizaciones no aumentan, dijo Colfax. “Esa es una métrica clave”. 

Colfax dijo que su departamento también analizará casos positivos y muertes. 

El director de salud también dijo que su departamento ha emitido nuevas pautas de seguridad para negocios. Todas las empresas que operan o planean operar deben crear un “plan de salud y seguridad”, garantizar el distanciamiento social y protectores faciales en el trabajo, proporcionar materiales y equipo de limpieza, garantizar que los clientes mantengan una distancia al instalar indicadores de seis pies y limpiar las superficies de alto contacto. Habrá una prohibición al autoservicio de alimentos y la gente no podrá manipular los productos sin comprarlos.

Las medidas, dijo, “valen la pena para mantener a todos a salvo y permitir que la economía comience a reabrir”. 

Parques y multas

El jefe Scott dijo que con el clima cálido ha llegado gente que estaba lista para disfrutarlo. Sin embargo, este fin de semana, tuvieron que recordarles a los usuarios de los 35 parques de San Francisco de las reglas a seguir. Dijo que sus oficiales tenían que dar “advertencias informales” a las personas que no se mantenían a distancia y que no usaban mascarillas. 

“En general”, dijo, “todos los que fueron advertidos cumplieron”. 

Scott dijo que la mayoría de los negocios y personas han estado siguiendo las reglas aunque otros no lo han hecho. 

Para el lunes, Scott agregó, 13 negocios y 10 personas habían sido multados por no cumplir con la orden, mie

ntras que 58 negocios y 47 personas han sido advertidas oficialmente, lo que significa que recibirán una multa si no se apegan a las reglas. 

“Esperamos no tener que hacerlo”, dijo. 

La supervivencia está en todas nuestras mentes. Si aún no lo ha hecho y lee nuestro sitio, contribuya para que podamos continuar aquí.