On 16th Street. Photo by Lydia Chávez

Traducción por: Anabelle Garay

Durante la reunión del martes, la Junta de Supervisores adoptó de forma unánime varias resoluciones que tienen como objetivo proteger a la población en situación de calle, a los inmigrantes y a los pequeños negocios durante la pandemia de coronavirus.

Los 11 supervisores votaron a favor de adoptar la resolución de lugares seguros para dormir (Safe Sleeping Sites), que designaría espacios públicos donde los residentes sin hogar tendrán  baños, estaciones para lavarse las manos, comida, agua potable y servicios de recolección de basura y de limpieza.

Los supervisores están trabajando con el Departamento de Salud Pública para determinar posibles lugares seguros para dormir en cada distrito. Los sitios estarán diseñados para permitir un “distanciamiento social adecuado” entre las casas de campaña.

El Supervisor del Distrito 5, Dean Preston, dijo que la prioridad sigue siendo trasladar a la población en situación de calle a las habitaciones de hotel, pero que “la ciudad se ha movido a un ritmo inexplicablemente lento” para lograrlo.

La Junta también adoptó de manera unánime una resolución que insta al Congreso a incluir a la mayor comunidad inmigrante en el próximo paquete de ayuda federal y protegerlos de las detenciones y deportaciones durante la pandemia.

La resolución citó el rastreador de datos de la ciudad que muestra cómo las comunidades de color están siendo “afectadas desproporcionadamente por esta pandemia”.

También tiene como objetivo excluir las operaciones de ICE y de los centros de detención de recibir fondos federales durante este tiempo y, en cambio, enfocar los esfuerzos del gobierno para apoyar a la población inmigrante.

En una resolución separada, los Supervisores adoptaron por unanimidad una resolución que “insta en términos más enérgicos al gobierno federal a no solo aumentar los fondos” para el Programa de Protección al Salario y que garantizaría que “las pequeñas empresas realmente tengan acceso al programa”.

Refugio para la población sin hogar

Los funcionarios de la ciudad anunciaron esta semana que, además de trasladar a la población vulnerable y los socorristas a las habitaciones de hotel, también están proporcionando 29 vehículos recreativos (RV) y 91 remolques en Pier 94 para albergar específicamente a la población sin hogar del Distrito 10, que incluye Bayview-Hunters Point y la parte sureste de la ciudad.

Trent Rohrer, el director de la Agencia de Servicios Humanos, dijo que los habitantes de casas rodantes recibirán asistencia médica, comida de forma regular y cuidado para sus animales, similar a los habitantes de los hoteles.

Rohrer también informó que, hasta la fecha, la ciudad ha contratado 19 hoteles para un total de 2,741 habitaciones. El gobierno de la ciudad está negociando actualmente con otros 14 hoteles que podrían proporcionar 2,153 habitaciones adicionales al esfuerzo. Sin embargo, Rohrer reiteró que estos todavía no son contratos garantizados y que las negociaciones aún podrían fracasar.

Además, Rohrer dijo que también tienen 643 camas disponibles en sitios congregados para albergar a las personas en situación de calle que se han recuperado de COVID-19 y han completado la cuarentena. La alcaldesa London Breed señaló que los trabajadores de la ciudad están identificando lugares seguros para dormir en la ciudad donde la población que vive en las calles puede minimizar el riesgo de infección por COVID-19 y la transmisión comunitaria.

Financiamiento para los trabajadores

Breed también anunció en un comunicado de prensa que más de 100,000 empleados en San Francisco podrán retirar fondos de sus cuentas de reembolso médico (MRA) de SF City Option para utilizarlos en “gastos necesarios como alimentos, alquiler y servicios públicos durante la emergencia local declarada, además de los gastos de atención médica elegibles”.

Estas cuentas tienen un total de $138 millones en fondos disponibles o alrededor de $ 1,300 por empleado asegurado.

Durante la conferencia de prensa de este martes, Breed también mencionó que han identificado alrededor de $6 millones en fondos adicionales que se proporcionarán a familias de bajos ingresos e inmigrantes indocumentados que han sido despedidos.

Proyectos de viviendas asequibles

En nombre del presidente de la Junta de Supervisores, Norman Yee, la alcaldesa Breed anunció que han introducido una legislación para avanzar con el Proyecto Balboa Reservoir que proporcionaría miles de empleos y 1,100 nuevas viviendas, la mitad de las cuales serán viviendas asequibles para familias de bajos ingresos, maestros y personal del City College de San Francisco. El proyecto de vivienda está adyacente al campus de City College en Frida Kahlo Way y Ocean Avenue en el área de Balboa Park.

Pruebas e indicadores de COVID

La Dra. Susan Philip, directora de Servicios de Prevención y Control de Enfermedades del Departamento de Salud Pública, dijo que la ampliación de la orden de quedarse en casa renueva “nuestro compromiso con la lucha” contra el coronavirus.

Informó que la ciudad ha recopilado más de 18,000 resultados de pruebas y puede evaluar a cualquier persona con cualquier síntoma relacionado con COVID-19 o a aquéllos expuestos a casos confirmados.

Philip dijo que la ciudad tiene una capacidad para realizar 4,300 pruebas por día, y está planeando una ronda de pruebas en entornos congregados.

“Hasta la semana pasada, enfrentabamos desafíos reales con nuestro suministro de materiales de recolección de muestras para hacer las pruebas”, dijo Philip. “Eso ha mejorado y ahora podemos acelerar las pruebas”.

Actualizaciones de SFPD

El jefe del SFPD, William Scott, informó que “se produjeron un par de tiroteos muy preocupantes” la semana pasada, incluyendo “más de 100 disparos” por armas de fuego en el área de Bayview-Hunters Point. Scott dijo que nadie resultó herido.

También dijo que la policía ha observado un aumento en los robos, particularmente en establecimientos comerciales, y ha fichado a 34 personas debido a ello. Scott también destacó los incidentes en los que cuatro mujeres mayores de 65 años fueron robadas a punta de pistola.

Scott señaló que además, este año, hubo 14 homicidios en la ciudad, dos homicidios más que el año pasado. Solo se registraron 41 homicidios en San Francisco en 2019, la cifra más baja desde 1963.

A pesar de estos preocupantes casos, Scott dijo que la policía todavía observa menos delitos cada semana. Esta semana, la policía registró una disminución del 19 por ciento en la delincuencia general y una disminución del 34 por ciento en los delitos contra la propiedad respecto a la semana anterior.

Este reportaje es posible gracias a la generosidad de nuestros lectores, gracias. Si visita el sitio habitualmente y todavía no contribuye, no hay mejor momento para hacerlo que hoy

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *