Cuando la mayor parte de la gente piensa en los sistemas de alcantarillado, seguramente se imaginan feas instalaciones industriales como gasolineras o plantas de aguas residuales.

Sin embargo, en varios barrios de San Francisco, incluyendo al Distrito de la Misión, el debate público se centra cada vez más en los enfoques innovadores del manejo público del agua a través de proyectos ecológicos como los jardines pluviales, techos cubiertos de plantas y árboles en las aceras como una forma de mejorar el sistema de drenaje de la ciudad.

Con el proyecto Green Gateway para la calle Valencia y Misión, la Comisión de Mantenimiento Público de San Francisco (SFPUC, por sus siglas en inglés) tiene como objetivo mejorar el manejo de aguas pluviales en la sección de la calle Valencia entre Cesar Chavez y la calle Misión. Dicha área es parte de la línea divisoria de aguas Islais Creek, el cual hace que sea más susceptible a inundaciones durante tormentas.

El fin de semana pasado, la PUC invitó a residentes del Distrito de la Misión a que participaran en la reunión para la comunidad realizada en el Centro Cultural de la Misión donde se llevó acabo un debate sobre cómo hacer más ecológico el barrio.

El proyecto Green Gateway tiene planeado jardines pluviales en las aceras que absorberán el agua así como nuevas plazas con un pavimento permeable diseñado para solucionar el problema de inundación. Desarrollado en conjunto con la Comisión de Urbanismo de San Francisco, el proyecto tiene como objetivo mejorar la seguridad de peatones y ciclistas así como el enriquecimiento del barrio.

El objetivo principal es disminuir la cantidad de agua pluvial que entra al sistema municipal de drenaje para evitar sobresaturarlo cuando haya grandes tormentas, declaró Teresa Young, directora de difusión del proyecto. La PUC empleará tecnologías ecológicas pero también desea saber cuáles son las necesidades de la comunidad, precisó Young. Todavía no existe un diseño del proyecto, comentó, “porque queremos hacer los planos y hacer que la comunidad participe”.

Las demostraciones de cómo funcionan las tecnologías ecológicas se realizaron en la reunión del fin de semana pasado. Uno de los materiales, un pavimento permeable, se construirá para que sea sólido pero estructurado “como una barrita de Rice Krispies”, según comparó una persona del proyecto mientras vertía agua en una muestra de grosor ancho de pavimento para demostrar cómo el líquido se filtra.

Asimismo, el proyecto incluye renovaciones a la vieja infraestructura de tuberías subterráneas y la construcción de cisternas para recolectar agua pluvial para usos alternativos.

Rita Roti, residente de la avenida Precita, declaró que asistió a la demostración con los vecinos porque “muchos de nosotros tenemos preocupaciones y queremos que nos escuchen”.

“Será bueno y necesitará un gran esfuerzo hacer que todos seamos felices”, dijo Roti y agregó que espera que los urbanistas tomen en cuenta el punto de vista de los residentes. Las personas que asistieron al evento escribieron sus opiniones sobre la propuesta para que los urbanistas las revisen.

El debate de la comunidad entorno al tratamiento ecológico de aguas continuará a finales de junio. La PUC espera presentar un diseño inicial del proyecto en el otoño. La construcción está programada para noviembre de 2014 y terminará en 2015.

“Todos estos cambios me afectan”, dijo Steven Crow, residente de la Misión. “Espero que todo esto que va a suceder mejore seriamente la imagen y capacidad de utilización del barrio”.

Para saber más sobre el proyecto Green Gateway y presentar un comentario, visite el sitio web del proyecto. El sitio le permite a los lectores calificar cada elemento de la propuesta.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *