Traducido por Andrea Valencia

El día de hoy comenzará un experimento en el Parque Dolores: ¿Podrán seis baños más solventar el problema de empujones en las filas o evitar la micción pública?

El desafío, o la esperanza, es que la entrega de media docena de baños portátiles por parte del Departamento de Parques y Recreación, y la cual sucederá el día domingo, sea la respuesta a las quejas sobre la necesidad por más baños. Abrirán el día de hoy y todos los días de 9 a.m. a 9p.m., de acuerdo con Elton Pon vocero del Departamento de Parques y Recreación.

El martes por la mañana, los baños portátiles todavía estaban cerrados –una mala broma a los visitantes del parque que buscaban una alternativa a los dos baños del parque o comercios cercanos los cuales exigen consumo a cambio de la llave del baño.

Danielle, quien va al parque a diario, dijo traer siempre un rollo de papel de baño para poder orinar bajo el puente de la calle 19 en el ala oeste del parque.

El martes por la tarde, la residente de la Misión de 24 años de edad, se reunió con tres de sus amigos en el parque; puso su bici sobre el pasto y se sentó. Casi todos los rincones a la vista son posibles lugares para hacer pipí, explicaron.

Cuando los buenos lugares están ocupados –garajes, árboles, escalones y entradas con pasillos enfrente de la calle- no les queda más remedio que recurrir a medidas más libertinas.

“¿Sabe lo que es una ‘lagartija mojada’ ?” preguntó un amigo de Danielle.

Es sólo para hombres, explicó, y se tienen que acostar de lado, apoyados en un codo y entonces hacen pipí disimuladamente en el pasto. Un amigo de ella jura que esto es un método de alivio en el Parque Dolores. Danielle y sus amigas simplemente corren hacia las vías del Muni.

El departamento está pagando $1,000 dólares para poder mantener los baños portátiles hasta el 15 de noviembre.

Antes de que hubieran traído los baños portátiles, los visitantes del parque tenían que limitarse a hacer uso de sólo dos baños para hombres y dos para mujeres. En una reunión reciente en la que se habló sobre el parque, los residentes del barrio se quejaron de que a menudo los baños están sucios y tienen colas de hasta 20 o 30 personas formadas en días soleados.

En dichas reuniones del barrio, los residentes que viven cerca al parque develaron historias de terror sobre la mañana después a un día muy ocupado en las que se encontraban con heces en sus entradas, escalinatas e incluso en techos de los autos.

“Nuestro gerente general asistió a la reunión [de la comunidad de la semana pasada] y escuchó muy claramente por parte de vecinos del Parque Dolores que éste era un problema que necesitaba una atención inmediata”, escribió el departamento de Parques y Recreación en un correo electrónico a Mission Loc@l el día martes. “Esto se trata más de ofrecer parques divertidos, seguros y limpios”.

Sean Rae, quien se tomó un descanso para fumar un cigarrillo en la entrada de su casa sobre la calle Dolores, enfrente de las canchas de tenis del parque, dijo ver una abundancia en la micción publica. “En especial los tipos, hacen pipí por todos lados”, dijo.

“Pensaría que más baños en el parque sería algo bueno”, añadió. “El hecho es que, algunas veces la cagan –literalmente”.

Andrea Valencia

Andrea was born and raised in Mexico City, where she graduated as a translator/interpreter. She has been working with Mission Local since 2009 translating content for the Spanish page. Also lives in the...

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *