Traducido por Elías Andraca

Los directivos de la Escuela Preparatoria del Distrito de la Misión no demuestran temor alguno por la decisión tomada el pasado 11 de mayo por el Consejo de la Unión de Distritos Escolares para la Educación (San Francisco Unified School District Board of Education) de denegar nuevos estatutos para la escuela; los directivos de la preparatoria dijeron recientemente que habían apelado su petición al estado.

“La ley de estatutos de California provee al estado de procesos de apelación”, dijo Jane Henzerling, la K-8 fundadora de los estatutos escolares.  “Tenemos preparados los pasos a seguir”.

El consejo señaló que el personal es insuficiente, la disciplina escolar tradicional, los salarios para los maestros son injustos y existe deficiencia financiera en el presupuesto de comida escolar, por lo que se negó el estatuto.

Además, el consejo encontró un motivo de preocupación en la carencia de un inglés adecuado dentro de los programas de Segunda Lengua en apoyo a estudiantes chinos que están aprendiendo inglés americano.

Diversos miembros del consejo reconocieron a la preparatoria de la Misión por su dedicación al cuerpo estudiantil propuesto, por la tarea de ofrecer un año escolar más largo y por dar más apoyo a los alumnos en su preparación para la universidad.

Ahora, el destino de la escuela está en manos de la División de Estatutos Escolares del Departamento de Educación de California y de la Comisión de Asesoría sobre Estatutos Escolares, quienes revisarán la solicitud.  En última instancia, el Consejo Estatal para la Educación tomará la decisión final de otorgar o denegar el estatuto.

El voto final del consejo estatal se espera para este otoño, el cual, si el estatuto es aprobado, permitirá a la escuela tener un año completo de planeación antes de iniciar clases en agosto del 2011.

Desde 1992, el consejo ha aprobado 30 de las 74 apelaciones de estatuto que ha recibido.  Diez peticiones fueron rechazadas y 28 fueron retiradas antes de la revisión oficial.  El consejo no tomó acciones formales con tres peticiones y otras tres aún faltan por revisarse.

A pesar de la decisión del estado, Henzerling comenta: “Continuaré trabajando para asegurar que estudiantes con déficit de atención y bajo rendimiento tengan el acceso que merecen a oportunidades educativas de alta calidad.