Traducción de Neus Valencia

Dos residentes en MSC South han dado positivo para COVID-19 en el refugio más grande de San Francisco que, actualmente, cuenta con alrededor de 190 huéspedes, confirmó Shari Wooldridge, directora ejecutiva de St. Vincent De Paul Society.

Wooldridge dijo que uno de los residentes del albergue mostró síntomas el viernes, y el otro el sábado. Ambos dieron positivo para esta enfermedad altamente contagiosa y fueron trasladados a hoteles para ser puestos en cuarentena.

“Sabemos que llegará”, dijo Wooldridge acerca de lo que se espera con los casos positivos. “Estamos haciendo todo lo que podemos”.

Sin embargo, señaló que, hasta ahora, San Francisco se ha visto relativamente menos afectado que otras ciudades, y su personal está trabajando arduamente para que siga siendo así en los refugios para las personas sin hogar. Esto significa aumentar las pruebas de detección, que no se admitan nuevos residentes y que se mantengan los refugios limpios.

Wooldridge dijo que 13 residentes de MSC South han sido trasladados al refugio improvisado en Moscone West con 400 camas, el cual abrió el jueves. “Estamos tratando de minimizar la población para que todos mantengan una distancia de 6 pies entre sí”.

Limitar la transmisión de COVID-19 entre las miles de personas sin hogar que residen en la ciudad ha sido un problema para los líderes comunitarios. Desde el mes pasado que comenzó el período de “distanciamiento social” y el resguardo en casa, se ha discutido acerca de si se debe simplemente minimizar la población en los refugios para personas sin hogar o enviar a toda la población en masa a las habitaciones de hotel que estén vacías en la ciudad.

 En Twitter se viralizó la indignación, cuando Street Sheet publicó fotos desde el interior del refugio Moscone, que tenía cientos de colchonetas colocadas a 6 pies de distancia.


Traducción: Archivar en: realmente no es una buena manera de prevenir la propagación de una enfermedad infecciosa. Esto es horrible, no importa cómo lo presentes, pero al menos no deberías poner los catres uno al lado del otro


Traducción: Si esta es la distribución que van a implementar, parece muy mala idea. Utilicemos los hoteles. Trabajemos juntos.
Esto no está bien

Los empleados de los refugios también tienen miedo de ir a trabajar, dijo Jane Bosio, representante del OPEIU Local 29, que representa a cientos de empleados de los refugios para personas sin hogar de San Francisco. “Es extremadamente angustioso escuchar el miedo y la confusión en las voces de nuestros compañeros con los que he hablado” en los refugios de San Francisco, dijo, señalando que todavía están trabajando a salario mínimo y que deberían recibir una paga por trabajar en condiciones peligrosas.

 El personal ha estado trabajando en los refugios sin suficiente equipo de protección y algunos han sido considerados “casos sospechosos” de la enfermedad, comentó el viernes a Mission Local.

No culpó a nadie en particular por las pruebas positivas en MSC South, “todos nos estamos enfermando en todas partes”, pero dijo que la ciudad necesita colocar más personal médico en los refugios donde el hacinamiento es endémico. La semana pasada, un residente del centro de refugio Navigation Center, ubicado en 13th Street, dio positivo para COVID-19. 

“Parece haber una gran confusión”, dijo.