The Panhandle. April 26, 2020 Photo by Leslie W. Rabine

Traducción por: Neus Valencia

En la última iteración de la orden de resguardo en casa de seis condados en el Área de la Bahía, publicada el miércoles, se dieron detalles acerca sobre las menores restricciones en ciertas actividades al aire libre y una reapertura limitada de negocios específicos.

“Se permitirá que reanuden con condiciones específicas todas las actividades de construcción, ciertos negocios que operan principalmente al aire libre y algunas actividades al aire libre”, de acuerdo con la orden.

Los residentes del Área de la Bahía están autorizados ahora para utilizar las instalaciones exteriores compartidas para actividades recreativas, como los campos de golf, los parques para patinar y los lugares para atletismo – siempre que estos lugares cumplan con los protocolos de seguridad y distanciamiento social.

Actividades deportivas y recreativas que requieran equipo, como tennis y baloncesto, no son permitidas al menos que los participantes sean del mismo hogar.

Parques de juegos, gimnasios, paredes para escalar, áreas de picnic, parques para perros, piscinas, spas y áreas para hacer barbacoas permanecerán cerrados.

También se permite la apertura de empresas y proveedores de servicios que operen “principalmente” al aire libre o que presten servicios al aire libre. Entre ellos se incluyen viveros para venta de plantas al por mayor y al por menor, operaciones agrícolas, centros de jardinería, servicios de paisajismo y jardinería, mercados de pulgas y servicios ambientales de remediación de sitios contaminados.

Tales “negocios al aire libre” están obligados a realizar sus actividades comerciales y transacciones con el público al aire libre también.

En la orden se aclara que los negocios al aire libre “no incluyen restaurantes, cafés o bares al aire libre”.

Se exige a los negocios esenciales y al aire libre que apliquen un “Protocolo de distanciamiento social” en cada una de sus instalaciones “frecuentadas por personal o público en general”.

En la orden también se establece que se podrán disminuir las restricciones sobre guarderías y los programas infantiles relacionados después de los cambios que el estado implemente. La orden actual sigue permitiendo que sólo permanezcan abiertos los servicios de guardería que cuidan a los niños de personas que trabajan en negocios esenciales, gubernamentales y al aire libre.

Todos los demás negocios que aún no están autorizados a abrir sólo pueden continuar con operaciones básicas mínimas “que incluyan exclusivamente a propietarios, personal, voluntarios o contratistas” siempre y cuando trabajen desde casa.

Por último, en la orden también se mencionan los indicadores COVID-19 que los funcionarios de salud utilizan para decidir sobre futuros cambios en la orden de resguardo en casa. Entre ellos figuran las tendencias de las hospitalizaciones por COVID-19; la capacidad de los hospitales; el suministro de equipo de protección personal; la capacidad de realizar pruebas; y la capacidad de rastreo de contactos.

La flexibilización o el endurecimiento de las restricciones “se evaluará de forma continua y puede que sea necesario modificarlas si aumenta el riesgo asociado a COVID-19 en el futuro”.

Follow Us

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *