Traducción por: Andrea Valencia

Mientras se les informaba a los estudiantes que las escuelas públicas de San Francisco seguirán cerradas hasta el primero de mayo, también se hizo dolorosamente evidente la disparidad digital que existe en una ciudad en que el boom del punto com ha cargado y cambiado por siempre la economía.

Esta disparidad era completamente visible el miércoles por la mañana en John O’Connell High School.

Los estudiantes que llegaron a recoger computadoras ChromeBook por lo general no tienen computadoras disponibles en casa para poder hacer sus tareas. Es más, muchos ni siquiera tienen acceso a internet Wi-Fi. La dirección de la escuela estaba preocupada de que muchos de los que se llevaban las computadoras no podrían acceder a una conexión de Wi-Fi gratuita.

“Existe una gran brecha digital”, dijo Susan Ryan, directora de John O’Connell High School, quien estaba en la escuela el miércoles repartiendo las computadoras y consolando a los estudiantes por la extensión de la clausura. “Pero sí tenemos las computadoras para repartir, ahora el problema más grande es el acceso a Internet”.

Algunos proveedores de Internet parecen haber tomando riendas en el asunto. Comcast, Spectrum y otros proveedores de internet han ofrecido acceso gratuito. Uno de los padres en John O’Connell ya se había inscrito con uno de los proveedores antes de haber ido a la escuela con su hija a recoger la computadora.

A veces puede parecer que todo mundo en San Francisco tiene una computadora portátil pero para las 11:30 a.m. de miércoles, ya había más de 100 estudiantes que no contaban con una laptop y asistieron a John O’Connell para poder recoger una.

Pete Wolfgram, un consejero, dijo que era probable que entreguen entre 200 a 250 computadoras para finales del día.

Después de haber anunciado que se extendería la clausura de escuelas, el distrito escolar declaró haber empezado a prestar las computadoras esta semana y agregó que los profesores “están preparando opciones de aprendizaje tanto digitales como análogas” con un enfoque más completo para el 13 de abril. Todavía no han publicado un horario de cuándo comenzarán las otras escuelas a distribuir las computadoras ChromeBook pero, pronto lo actualizarán en su sitio web.

No se sabe todavía cuántos estudiantes de SFUSD no cuentan con una computadora en casa. El informe de estrategia digital de 2019 del condado de San Francisco aclara que “1 de cada 7 familias en una escuela pública carece de una computadora que se pueda conectar a internet desde el hogar”.

Una encuesta de 2012 le pidió a los profesores del SFUSD que respondieran qué es lo que les previene de utilizar tecnología y el 72 por ciento de ellos dijo no hacerlo porque “no todos mis estudiantes tienen acceso confiable a tecnología en el hogar”.

Roberto, estudiante de último año en John O’Connell, ejemplifica este caso. Roberto no cuenta con una computadora en casa y estaba contento de poder haber recogido una ChromeBook esta mañana. Sin embargo, todavía tenía que averiguar cómo tener acceso a Wi-Fi en Oakland. Roberto espera poder obtener acceso a un hotspot o zona de cobertura inalámbrica.

Crystal Barbaro estaba en John O’Connell con sus dos hijas para recoger computadoras. Incluso antes de haber venido por las computadoras, ya se había registrado para obtener acceso gratis de Internet con Comcast. Hasta ahora, sus hijas no han podido hacer sus tareas.

Christine McJoyner vino a la escuela John O’Connell con su hija desde Bayview. McJoyner dijo estar aliviada de poder tener acceso a una computadora para su hija de 15 años de edad. Por el momento, dijo, lo único que les falta por encontrar es papel higiénico.

Si es un lector habitual o simplemente desea apoyar a Mission Local con sistema de noticias locales,  por favor considere hacer un donativo. ¡Gracias y que esté bien!