En una semana desde que el ciclón Haiyan destrozó las Filipinas, la crisis continúa para 13 millones, muchos de ellos hambrientos y sin refugio. Los vientos, de hasta 190 millas por hora, son de los más fuertes que se hayan registrado en la región del archipiélago. Aquí en el área de la bahía, las organizaciones locales de rescate necesitan donaciones y voluntarios. En el video de más arriba, podrá ver algunas de las formas en las que podrá contribuir a los esfuerzos de rescate de las víctimas del ciclón Haiyan.