El pasado martes, el supervisor del Distrito 9 David Campos y el alcalde de San Francisco Ed Lee anunciaron un programa de recompra de armas de fuego que sucederá el 8 de agosto. Los participantes podrán traer al evento armas no cargadas a las calles 22 y Capp a cambio de dinero en efectivo.

“Está comprobado que las recompras de armas de fuego reducen el número de armas en una comunidad. La comunidad ha pedido este programa y esperamos que nuestros socios antiviolencia puedan hablar con propietarios de armas de fuego con quienes no habían hablado anteriormente”, dijo Campos. “También sabemos que uno de los retos críticos en cuanto a la recompra es el financiamiento, y estamos contentos de poder ofrecer los recursos para ayudar a hacer más segura la comunidad”.

En una declaración emitida por la oficina de Campos, Carolyn Goossen, vocera, explicó que los participantes recibirán $100 a cambio de armas de fuego no cargadas y $200 por armas de fuego de alto calibre. No se harán preguntas.

En una entrevista anterior, Campos le dijo a Mission Local que usó fondos discrecionales asignados anualmente a cada supervisor de San Francisco para organizar el evento.

Asimismo, Campos se asoció con el Centro de Recursos Centroamericanos (CARECEN), una organización con base en la Misión que trabaja con jóvenes en riesgo; el departamento de policía de San Francisco de la estación de la Misión; el U.S. Bank; y, la Universidad de California, San Francisco (UCSF).

“Para poder lograr la paz en nuestro barrio tenemos que trabajar con gente joven así como individuos y estar conciente de los problemas sistémicos mayores, como la pobreza y el racismo, que hace que tantos recurran a la violencia. Al mismo tiempo, sabemos que si quitamos las armas de la calle, podemos salvar las vidas de muchos jóvenes”, dijo Lariza Dugan-Cuadra, directora ejecutiva de CARECEN.

Además de dichos socios, aproximadamente 150 personas de la comunidad han donado $10,000 en línea en GunbyGun.org para el evento.

“Nuestra meta es brindar una manera para los individuos a los que les importa luchar contra la violencia de armas para tener un impacto directo en su comunidad”, dijo Ian Johnstone, cofundador de Gunbygun. “Como alguien que vive en la Misión y pasa la mayor parte del tiempo ahí, estoy muy feliz de saber que hay menos armas en las calles debido a este esfuerzo”.

Johnstone declaró que la gente puede donar dinero en GunbyGun.org hasta el 2 de agosto para ayudar a financiar el programa de recompra de armas.

El evento se llevará acabo de 6 a 8 p.m., en el estacionamiento del U.S. Bank en las calles 22 y Capp. Se aceptará un máximo de cinco armas por auto o por persona.