Para muchas familias, el refrigerador no es sólo para almacenar comida sino también para exhibir las manualidades de sus hijos. Pero, cuando el niño hace un cisne de manzana tridimensional o un delfín de un plátano, puede que no sea tan mala idea tener una pizarra más grande y un público mayor.

Es aquí que encaja DIY.org, con base en la Misión. DIY.org le ofrecer a los niños un lugar en dónde compartir sus creaciones con el mundo en línea y adquirir un reconocimiento más allá de lo que los papás pueden dar —en este caso, a través de etiquetas en línea que los visitantes pueden dejar en el sitio web.

La aplicación móvil y el sitio web, lanzado a finales de abril, son el hijo pródigo de los cuatro fundadores incluyendo a Zach Klien cofundador de Vimeo, y el cineasta Isaiah Saxon de Encyclopedia Pictura. 

DIY.org comenzó como una idea para una película de personajes de animales y niños que construyen su propia ciudad. Entonces, dijo Saxon, “conocí a Zach y a otros y nos dimos cuenta de que esto no debería ser sólo una película, sino una verdadera herramienta”. Y de ahí evolucionó.

A los niños les gusta ser reconocidos por su trabajo. Y dado el predominio del Internet, “pensamos que era una oportunidad natural para crear una plataforma en donde el resto de la red podría mostrarles cariño por lo que hacen”, dijo Klein, quien estaba en la oficina de DIY, una “casa de árbol” de madera con libros como Harnessing the Earthworm.

El sitio web actúa funciona como una galería pública que vincula a familias y muestra el arte que los niños han creado en todo el mundo, incluyendo países como China, Francia, Alemania y Brasil. No obstante, será más que tan sólo una comunidad para niños dotados que comparten sus proyectos en línea, dijo Saxon, director creativo de la compañía. El 30 de julio, DIY.org lanzó una nueva característica llamada Skills, la cual motiva el aprendizaje en los niños por medio de la conclusión de retos.

DIY.org funciona así: los niños se registran y se les invita a escoger un avatar de un animal y un nombre de usuario. Una vez que han creado un perfil, los papás reciben un correo electrónico de confirmación; una vez que se aprueba, los niños pueden empezar a subir sus creaciones y los papás pueden monitorear lo que los niños ven y hacen.

Los espectadores que no sean la mamá o el papá, pueden ofrecer retroalimentación a través de etiquetas en línea que expresan cosas como “maravilloso” y “genial”.

El usar avatares de animales en lugar de fotografías de la vida real protegen la identidad de los niños y les permite asumir su propio “personaje” artístico.

Con más de 10.000 usuarios ya registrados, llegar a conocerlos a todos de manera personal es casi imposible aunque los creadores de DIY.org están intentando conocer mejor a la comunidad y a sus usuarios.

Aunque los creadores de DIY.org no pueden echar un vistazo detrás de escenas a cómo los niños trabajan desde la oficina que tienen a dos cuadras del parque Dolores, han escogido a la Misión como su central de operaciones para ser parte del barrio con familias a las que sí tienen un alcance. 

El haber colocado una huella gigante de un animal en la puerta principal fue tan sólo el primer paso de la compañía en adquirir un reconocimiento como parte de la comunidad, dijo Klein. Otros esfuerzos incluyen haber pasado tiempo con los niños del club local para niños y niñas de la Misión, y haber formado parte del taller de ciencias en la Preparatoria Misión. Las últimas adiciones a su escaparate han sido macetas de flores y un sistema de irrigación de diseño propio.

En el futuro, esperan lanzar una película de animación sobre DIY.org, así como el lanzamiento de una aplicación gratuita para múltiples plataformas.

El darle a los niños de todo contexto financiero una oportunidad para convertirse en parte del movimiento del bricolaje es también una parte de su misión.

La Comisión Federal de Comunicaciones encabeza el programa de alfabetización digital que invertirá $200 millones de dólares para educar a familias de bajos ingresos, dijo Klein, quien espera que la compañía funcione como un ejemplo de sitio web que con un alcance a niños de todos los contextos.

“Con el Internet siendo, sino es que ya lo es, una parte ubicua en nuestras vidas, creemos que DIY.org será más accesible que antes en sólo cuestión de tiempo”.

Follow Us

Leave a comment

Please keep your comments short and civil. We will zap comments that fail to adhere to these short and very easy-to-follow rules.

Your email address will not be published.