Un trabajador de 21 años de edad de una pizzería se encuentra en recuperación después de haber sido herido de bala al haber estado en un altercado con otro señor, según le dijo una amistad de la víctima a Mission Local.

Esta mañana le quitaron una bala a la víctima y se encuentra en recuperación, declaró Marcos Moo-Wah, cuando él y otras amistades se reunieron la mañana de jueves en el lugar del incidente después de haber visitado el hospital.

Lo ocurrido sucedió después de que el sospechoso se acercó a un grupo de amistades que estaban bebiendo en la camioneta SUV de una amistad en la avenida Julian, cerca de la calle 14 poco después de las doce de la madrugada de jueves, declaró Moo-Wah.

“Él se veía como si estuviera huyendo de algo. Estaba caminando rápido”, dijo Moo-Wah.

Moo-Wah, quien estaba con la víctima en ese momento, declaró que el sospechoso entonces se acercó al grupo y comenzó a molestarlos.

“Nos preguntó que si estábamos cogiendo”, dijo. “Dijimos que no, no lo estábamos. Simplemente estábamos celebrando el cuatro de julio”.

Mientras el sospechoso se alejaba, comenzó a “mostrarnos señas de pandillas”.

Harto de las provocaciones, la víctima, quien había estado bebiendo todo el día, se bajó del auto y le aventó una botella al sospechoso, dijo Moo-Wah. La víctima entonces corrió hacia el sospechoso y lo confrontó.

“Su machismo se apoderó y fue hacía allá”, dijo Moo-Wah. “Le dijo: ‘¿quieres que nos pongamos uno a uno?”

El sospechoso contestó al dispararle a la víctima “a quema ropa” una vez en el abdomen, dijo Moo-Wah.

Las amistades de la víctima declararon que esperan que la cámara de vigilancia de un centro residencial cercano para el tratamiento al abuso de sustancias haya capturado el incidente.

“Como le dije a la policía, todo lo que necesitan está en esa cámara”, dijo al señalarla.

La autoridad competente antipandillas está investigando el incidente, dijo la policía.

La víctima, que es del estado de Yucatán en México, vive en la Misión y trabaja en una pizzería de la ciudad, dijo Moo-Wah.

“Solamente es un tipo normal”, dijo. “Va del trabajo a la casa —tal vez bebe una o dos veces a la semana”.

El grupo de amigos salió a una barbacoa más temprano ese día. Fueron a un bar, luego a una casa cercana de un amigo.

Después de que los papás llegaron a la casa del amigo, el grupo decidió beber en la camioneta SUV para que pudieran seguir platicando sin molestar a la familia, dijo Moo-Wah.

“Fuimos por una caja de cerveza antes de que todos se fueran a casa”, dijo. “Es un día festivo”.

El sospechoso, descrito por la policía como un señor de entre 20 y 25 años de edad, fue visto por última vez con una playera blanca y pantalones kaki.

No se ha detenido a nadie, precisó la policía.