Deténgase y pregunte es una columna de Mission Local que se dedica exactamente a eso, cuando hay algo particularmente interesante, nos detenemos y preguntamos qué demonios está sucediendo.

Era un día soleado y estaba disfrutando de mi sándwich mientras platicaba con un amigo en una banca afuera de Rhea’s. Joey nos escuchó hablar del Tenderloin e inmediatamente después nos contó anécdotas de las locuras que ha visto ahí. Joey vestía un equipo aerodinámico para bicis, tenía tatuajes que llamaban la atención y una mochila grande con una tabla para anotar y un teléfono satelital adjunto. He visto grupos de gente en bicicletas con mochilas y teléfonos satelitales, pero no estaba seguro de a qué se dedicaban.

Estaba intrigado y decidí hacer un artículo para nuestra columna de ¡Deténgase! Pregunte.

Mission Local: ¿Qué estás haciendo hoy en la Misión?

Joey: Estoy entregando cosas. Soy un mensajero en bicicleta para TCB Courier.

ML: Ah, bueno. Siempre me he preguntado qué hacen los mensajeros en bicicleta. Entregas cosas como formas legales, ¿verdad?

Joey: No, no tanto eso. Ese aspecto de la mensajería en bicicleta se está muriendo debido al Internet y el correo electrónico. Por el momento, entregamos cualquier cosa que quepa en mi bici. Casi siempre entregamos comida de restaurantes. Pero también nos dan llegan peticiones de muchas cosas como cigarrillos, condones y alcohol. Una vez me pidieron que entregara un licor muy sofisticado a un penthouse.

ML: ¿Cómo es el trabajo?

Joey: Es caótico. Algunas veces me llaman de tres lugares diferentes y tengo que ir en tres direcciones diferentes. Le tengo que decir a uno que voy a llegar en cinco minutos, al otro que voy a llegar en 10 y al último que voy a llegar en 15. Luego tomo una ruta en zig zag por la ciudad. Las dos herramientas que uso más son mi teléfono iPhone y un mapa; facilita las cosas, en especial porque sólo he estado aquí un mes.

ML: Un momento, ¿sólo has estado aquí un mes? ¿Cómo pasó eso?

Joey: Bueno, los mensajeros en bicicleta tienen una red a nivel nacional. Así que si eres de Florida y estás de visita en Minneapolis o San Francisco, o en cualquier otro lugar por un mes, puedes encontrar un trabajo temporal. Así encontré este trabajo. Vivía en Florida y escuché que necesitaban a alguien aquí, así que me ofrecí.

ML: ¡No tenía idea de que la red de mensajeros en bicicleta era tan grande!

Joey: Sí, es grande y sigue creciendo. Todo el tiempo llega nueva gente a TCB. Tenemos una línea telefónica las 24 horas a la que la gente llama todo el tiempo.

ML: ¿Recomendarías el trabajo?

Joey: Es muy divertido y hay mucha libertad. La comunidad es genial y en realidad no hay jefes; tomamos decisiones como equipo. Hay que lidiar con la gente que no deja propina y con el mal tiempo, pero si eso no te importa es genial.

ML: ¿Y si quiero ser un mensajero en bicicleta en la vida real? ¿Necesito ser un ciclista experto y rápido?

Joey: Ayuda poder ir rápido, pero es más importante entregar las cosas de manera eficiente y segura. (El teléfono satelital adjunto a su mochila comienza a sonar, lo contesta y toma una orden). Bueno, tengo que ir a hacer esta entrega, perdón por interrumpir.

ML: No hay problema, entiendo: negocios son negocios.  

Follow Us

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *