Una mujer de 30 años de edad le dijo a Mission Local que fue violada cerca de su casa en la madrugada del pasado lunes.

La mujer estaba caminando a casa del Bar Bender’s sobre la avenida South Van Ness poco después de las dos de la madrugada de lunes cuando dos hombres la agredieron por la espalda en la esquina de las calles 19 y Capp, declaró.

El Departamento de Policía de San Francisco y la Estación de Policía de la Misión no pudieron confirmar de manera inmediata que el incidente sucedió.

La víctima, quien se escuchaba alterada por la experiencia, habló con Mission Local porque quiere alertar a otras personas sobre el incidente, dijo.

“No quiero a alguien más en esta situación”, dijo. “Ojalá podamos hacer que la gente esté avisada y sea cuidadosa”.

“Iba camino a casa y dos tipos se me echaron”, le dijo a Mission Local. “Dos hombres hispanos, uno era alto y el otro chaparro. Estaba oscuro. Lo único que recuerdo es que sucedió muy rápido”.

Después de que la agredieron por la espalda, los hombres la arrastraron a una cochera cercana sobre la calle Capp, en donde fue violada. Intentó defenderse al haber golpeado y arañado a uno de los agresores.

“Ambos me agarraron varias veces, le pegué a uno y me tiraron al sueño y no hubo nada qué hacer después de eso”. Asimismo, los dos hombres se llevaron dinero en efectivo, precisó la víctima.

Poco después esa misma noche, la mujer fue al Hospital General de San Francisco para recibir tratamiento y un examen.

Por el momento, se encuentra tratando de recuperarse física y emocionalmente.

“Físicamente estoy en mucho dolor”, dijo. “Estoy bastante lastimada”.

“No necesariamente creo que haya sido una agresión dirigida a alguien en particular, pero no lo sé”, dijo. “Parece que le podría haber sucedido a cualquiera que hubiera estado en el lugar equivocado”, dijo.

La mujer declaró estarse quedando en casa de una amistad y no está segura de cuándo regresará a la Misión.

“Es posible que vivan en el barrio”, dijo.

“He estado viviendo en este barrio desde hace siete años y nunca me sentí insegura en particular”, dijo. “Obviamente eso es algo que ahora ha cambiado”.

Aclaró que el área está muy oscura por la noche.

En cuanto a lo que compete a la víctima, no se han realizado arrestos.