Los vándalos del Parque Dolores y Potrero Del Sol han adquirido un nuevo y poderoso enemigo: el alcalde Ed Lee.

Durante la sesión de preguntas del alcalde en la reunión de la Junta de Supervisores, Lee prometió que tomaría medidas para disminuir el vandalismo que hace poco ha afectado a los parques de la ciudad.

El área de juegos Helen Diller en el Parque Dolores, por ejemplo, fue vandalizada tan sólo unos días después de la inauguración de abril. Los vándalos marcaron el área de juegos con grafiti y quitaron seis de las 14 claves de metal del xilófono, según el San Francisco Chronicle.

“Los delitos por vandalismo y grafiti son una agresión a nuestros recursos públicos”, dijo Lee. “Es vergonzoso”.

A continuación, se muestra cómo el alcalde prometió disminuir el vandalismo:

*El Departamento de Parques y Recreación está trabajando con vendedores de comida y compañías de renta de bicicletas para ofrecer “usos prósperos de parques”.

* El Departamento de Policía de San Francisco contratará a nueve agentes de parques que patrullen (a nivel municipal).

*El jefe de policía le ordenará a los agentes competentes que pongan mayor atención a los delitos a bienes inmuebles.

* “Una vez detenido, [el fiscal del distrito] trabajará para perseguir a dichos delincuentes con todo el peso de la ley, precisó Lee.

*Se trabajará con jueces que retiran casos de vandalismo y se les enseñará la importancia de perseguirlos. “Veo demasiados casos que se retiran”, dijo.

*Un especialista de grafiti desarrollará pistas para detener a los vándalos.

*Asimismo, se exhorta a los ciudadanos a que participen en el programa de recompensas antigrafiti de la ciudad.

El supervisor Scott Wiener, del Distrito 8, cuyos distritos incluyen al Parque Dolores, fue la persona que discrepó con el alcalde.

“Es sorprendente para mí que en muchos casos, el Departamento de Policía y nuestro fiscal de distrito saben quiénes son los perpetradores, pero son reticentes a presentar cargos. Para mí, esto es inaceptable”, escribió Wiener al alcalde antes de la reunión del martes.

Por su parte, el fiscal no puede perseguir un caso a menos de que haya suficientes pruebas, dijo Stephanie Ong Stillman, vocera para la oficina del fiscal.

“Compartimos la frustración de la comunidad sobre la situación del grafiti en el Parque Dolores. Como en cualquier caso penal, necesitamos suficientes pruebas para presentar cargos”, dijo Stillman. “Esperamos perseguir este caso si hay suficientes pruebas recabadas para determinar quién es responsable por el grafiti”.

Rigoberto Hernandez

Rigoberto Hernandez is a journalism student at San Francisco State University. He has interned at The Oregonian and The Orange County Register, but prefers to report on the Mission District. In his spare...

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *