El 28 de noviembre de 2011, el residente de la Misión Blair Moser se puso en contacto con la ciudad para que reemplazaran un farol descompuesto en la intersección de la avenida Fair Oaks y la calle 24. El farol quedó sin arreglar.

Diez días después, una mujer fue violada de manera atroz cerca de dicha intersección y muchos vecinos culparon al farol descompuesto y la lenta respuesta de la compañía municipal de luz Pacific Gas and Electric (PG&E, por sus siglas en inglés).

“Creo que se debe poner atención en reducir el tiempo que toman dichas reparaciones”, dijo Moser en la audiencia del comité de la Junta de Supervisores el pasado lunes cuando se escuchó el tema del farol.

“Es un tema de seguridad y de calidad de vida”, dijo el supervisor Scott Wiener quien agregó que la reunión se encuentra en el comienzo de la conversación.

Los representantes de PG&E declararon que la compañía nunca recibió la queja.

El incidente ilustra la ambigüedad de quién es el propietario de los postes de luz y quién es responsable por componerlos.

PG&E es propietario del 43 por ciento de los faroles en la ciudad y la Comisión de Mantenimiento Público de San Francisco (PUC, por sus siglas en inglés) y otras oficinas gubernamentales son propietarias del resto.

No obstante, la mayor parte de las llamadas son para PG&E. El año pasado hubo 30,000 quejas registradas a través del sistema 311 por postes de luz; el 60 por ciento de dichas llamadas fueron por faroles propiedad de PG&E, según Barbara Hale de la PUC.

“Hemos estado mejorando en cumplir con el nivel de obligaciones que nos hemos impuesto”, dijo Hale. “Hemos estado arreglando dichos problemas con los faroles en 48 horas después de haber recibido una petición”.

La ciudad paga por el mantenimiento de todos los faroles de la ciudad, incluyendo los que son propiedad de PG&E, pero es responsabilidad de cada oficina gubernamental reemplazar los focos fundidos.

El poste de luz en la avenida Fair Oaks es propiedad de PG&E, pero los que están en la calle 24 son propiedad de la PUC. Cuando Moser llamó por teléfono a los servicios de la ciudad al 311 para denunciar que había un apagón, le dijeron que PG&E era el propietario del poste de luz y por lo tanto responsable por el mantenimiento.

Debido a que los residentes no tienen forma de saber quién es propietario de cuál poste de luz, algunas veces sus peticiones son dirigidas a la oficina equivocada. Esto crea duplicados de llamadas por servicio y retrasos, declaró Nancy Alfaro, directora del centro 311.

El servicio se podría mejorar si los postes de luz identificaran al propietario del poste, declaró.

La luz en Fair Oaks que Moser denunció quedó sin arreglar hasta que la oficina de Wiener intervino. No obstante, Fair Oaks no es la única calle con problemas de alumbrado.

Cuando Nadh Hirjee se mudó a las calles 17 y Shotwell en 2009, estaba preocupado por la falta de alumbrado en la calle. Presentó una queja, lo que hizo que la PUC condujera un estudio de alumbrado en 2010 que identificó que el tramo de la calle 17 desde la calle Misión a la avenida Treat no estaba alumbrado de manera adecuada.

Una recomendación de orden de trabajo que la PUC envió a PG&E muestra que algunos faroles a lo largo del tramo no brindan muy buena luz y generan tan poquito como 4,000 lúmenes. El nivel recomendado de lúmenes es de 10,000.

“Las rampas de autopistas y pistas del aeropuerto tienen un mejor alumbrado”, dijo Hirjee. “¿Por qué está tan mal alumbrada un área peatonal muy transitada —en donde hay mucha delincuencia?”

Hay muy poco que la ciudad pueda hacer en esta situación.

“Esto fue sencillamente una recomendación que nuestro equipo comunicó para ayudar a atender las preocupaciones públicas de PG&E sobre la seguridad del alumbrado”, dijo el vocero de PUC Tyrone Jue. “A fin de cuentas queda en PG&E el tomar cualquier tipo de medida”.

La calle 17 fue alguna vez una típica calle industrial, pero en años recientes la vida nocturna en el área ha florecido y el tránsito a lo largo de la ruta ha aumentado rápidamente. Hay una ruta designada para bicicletas que es usada a diario. La ciudad planea construir un parque y vivienda asequible en el estacionamiento de la calle 17 y la avenida Folsom.

“[La calle] es un carril designado para ciclistas, es un carril para peatones”, dijo Hirjee. “En nuestra área, el alumbrado en la calle es la fuente principal de iluminación. La ciudad en sí misma confirmó que es inadecuada; necesitamos mejorar dichas calles”.

PG&E opinó que no es tan sencillo. Cuando la compañía de mantenimiento identificó áreas que necesitaban actualizaciones bajo el programa de mejora capital, la calle 17 no se tomó en consideración.

“Identificamos las que se fundían con más frecuencia e intentamos encontrar una medición imparcial”, le dijo Jimi Harris de PG&E al comité de supervisores. “Queremos identificar las áreas con una alta delincuencia y eso también es una prioridad, pero no tenemos tanta información sobre los delitos que suceden en distintos distritos”.

Debido a que la calle 17 se encuentra actualmente en repavimentación, PG&E no podrá actualizar el alumbrado sino hasta dentro de cinco años debido a una ordenanza municipal.

“Esto va a ser un parque público para niños. Es inaceptable e inadecuado y no vamos a poder esperar cinco años más”, dijo Hirjee.

Follow Us

Andrea was born and raised in Mexico City, where she graduated as a translator/interpreter. She has been working with Mission Local since 2009 translating content for the Spanish page. Also lives in the Mission, does some reporting, social media and enjoys taking photos and training people that want to contribute to Mission Local.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *