Alumna de SF International Pierde Campeonato Estatal de Lucha

Jazmine Chavarria from West Covina High School and Marlyn Martinez wrestle in Lemoore Calif. at the girls' state championships.

Jazmine Chavarria from West Covina High School and Marlyn Martinez wrestle in Lemoore Calif. at the girls' state championships.

Marilyn Martínez, alumna de ultimo año de la escuela San Francisco International, tenía grandes esperanzas de ganar el campeonato de lucha estatal del viernes pasado.

“Pensé que estaba más preparada”, dijo Martínez después de haber perdido su primer pelea en el pasado evento de lucha de su escuela. Martínez compitió en dos peleas durante el primer día del torneo, pero no calificó para participar el segundo día.

Más de 300 alumnas de las ocho secciones de la Federación Interescolar de California (CIF, por sus siglas en inglés) formaron parte de la competencia de lucha de dos días que se realizó en Lemoore High en Lemoore, California.

El gimnasio de la escuela estaba lleno de papás, familiares, amigos, entrenadores y luchadoras que competían en cuatro de las diferentes lonas.  La acción desde las gradas era emocionante, y la adrenalina estaba a todo lo que daba antes de que las peleas comenzaran. Los entrenadores daban pauta y los compañeros de equipo echaban porras. Los familiares y amistades apoyaban a sus seres queridos.

Para Martínez, esta fue la segunda vez en el campeonato estatal. Martínez ha sido la primer atleta de San Francisco International en calificar para un evento estatal, un honor que la preparatoria recibió en 2009.

Para concentrarse mientras esperaba pacientemente su segunda pelea, Martínez escuchaba música con sus audífonos puestos y con la capucha de su sudadera sobre la cabeza.

No obstante, el partido resultó ser más desafiante que el primero, y Martínez perdió en el tiempo extra contra Jazmine Chavarria de West Covina High School.

Martínez perdió puntos cruciales cuando pensó que Chavarria se había salido de la lona. La alumna de SF International se reubicó, pero el árbitro nunca declaró que las luchadoras estaban fuera de límite, y Chavarria la noqueó habiéndole quitado la delantera. En los últimos diez segundos Martínez se las arregló para escapar, lo que hizo que empatara la pelea y resultara en tiempo extra triple. Incluso así, no pudo anotar y la eliminaron del torneo.

“Me siento un poco enojada porque di todo en la lona”, dijo Martínez más tarde.

Martínez no fue la única competidora del Distrito de la Misión en el torneo ya que la residente de la Misión Alondra Barajas, alumna de último año de Lowell High School, también participó en la competencia.

Barajas ha estado luchado desde que estaba en segundo año de preparatoria. Durante las últimas tres temporadas ha calificado para el campeonato estatal anual. Durante su primer participación estatal en 2011, no logró estar al tanto con la competencia. En su segunda participación estatal se lastimó la espalda, lo que le impidió continuar en la competencia.

“Este año estoy tratando de hacerlo bien por todos los años que no pude hacerlo tan bien”, dijo.

El viernes pasado, Barajas tuvo una probadita del torneo en la primer ronda cuando la sujetaron en el piso en su segunda pelea; perdió la tercer pelea.

Sus papás no siempre la apoyaron. Su madre, Susana Ramírez, quien asistió al torneo, dijo: “al principio fue difícil y extraño que mi niña luchara; luego me di cuenta que era muy buena”. Ramírez agregó que “le ayuda física y mentalmente con las calificaciones”.

Ramírez cree que más papás deben ser comprensivos de sus hijos en deportes y motivarlos a que luchen.

“Hay papás que nunca van. Yo creo que los papás deben llevarlos y quedarse”, dijo Ramírez en referencia a las competencias. “Por ejemplo, cuando juegan fútbol, está lleno de blancos —los papás latinos no van”.

Roger Blake, el director ejecutivo del CIF y quien asiste a todos los campeonatos estatales, declaró que “cuando la gente asiste, rompe los estereotipos de que las muchachas no deben luchar”.

“Existe una cultura en la lucha”, dijo Blake. “Son competidores en la lona y cuando se termina se dan la mano, pero se van con alegría de la competencia”.

Después de su última lucha, Martínez dijo que “sé que de mi parte di todo. Estas cosas pasan. Tengo que vivir con ello”.

Filed under: En Español

Comments are closed.