El Dinero de la Industria Tecnológica Lidera la Proposición E

Go social – share this article with your friendsFacebookGoogle+PinterestRedditLinkedInEmail

La Proposición E es una medida electoral de San Francisco que cambiará la forma en que la ciudad grava a los negocios. La proposición tiene muy poca oposición organizada; sin embargo, las compañías tecnológicas han recaudado cientos de miles de dólares para respaldarla.

De acuerdo con los documentos que presentó la ciudad, algunas de las compañías locales más grandes en tecnología han contribuido.

Salesforce.com, una compañía de software de San Francisco, aportó $250,000. Zynga, una compañía de juegos en línea que hace poco llegó a los titulares por haber recortado casi el cinco por ciento de su fuerza de trabajo, contribuyó $100,000 el 14 de septiembre. Riverbed Technology, otra compañía con sede en San Francisco, aportó $100,000 a la campaña, mientras que OpenTable donó $37,500 y Airbnb $25,000.

La medida en sí misma está llena de juerga financiera, pero la proposición es importante porque los impuestos a negocios son la segunda fuente más grande de ganancia para la ciudad, de acuerdo con la oficina del contralor.

Bajo el sistema actual, los negocios en la ciudad pagan impuestos con base en nómina, la cual especifica cuánto pagan los negocios en salarios, bonos, etc. Sin importar su tamaño, los negocios pagan una tasa fija de impuestos del 1.5 por ciento en nómina.

Los negocios con nóminas por debajo de $250,000 están exentos del impuesto, así como algunos negocios ubicados en el área central de la calle Market.

Si se aprueba la proposición E, los negocios serían gravados con base a un porcentaje de sus ingresos brutos, el cual es el total de la cantidad que reciben por bienes y servicios.

El porcentaje cobrado podría variar dependiendo del tipo de negocio y qué tan grande sea; en general, los negocios más grandes pagarían más.

Los negocios con menos de un millón en ingresos brutos estarían exentos, y los negocios ubicados en el área central de la calle Market seguirían beneficiándose de las exenciones actuales, al menos hasta que expiren.

Uno de los partidarios de la proposición E es Ron Conway, el inversionista de start-ups muy conocido y director de sf.citi, la Iniciativa de Ciudadanos de San Francisco para la Tecnología y la Innovación. En un artículo reciente para TechCrunch titulado “Why the Technology Industry Must Get Involved with Government”, Conway escribió que “la política fiscal de la última década ha penalizado la creación de trabajos al gravar trabajos en lugar de ganancias. La proposición E se encargaría de arreglar eso al alentar el crecimiento laboral, la contratación y la inversión económica que tiene un efecto multiplicador que genera millones de dólares en ganancia para San Francisco.

Muchos de los granes donadores a la campaña Yes on E son miembros del proyecto sf.citi de Conway, incluyendo Airbnb, AT&T, Autodesk, Expedia, OpenTable, Riverbed, Salesforce, Stumbleupon, Splunk, Zendesk y Zynga. Sf.citi no respondió a las repetidas llamadas telefónicas para obtener comentarios.

Los documentos muestran que el mismo Conway ha ayudado a financiar esfuerzos para aprobar la proposición E al haber aportado $25,000 el ocho de agosto y haberle prestado a la campaña $250,000 el 26 de octubre.

A nadie parece gustarle el sistema actual de impuesto a nómina, el cual muchas personas caracterizan como limitante de la creación de trabajos en la ciudad. “Sabemos que el impuesto a nómina es un freno a la creación de trabajos. Es un disuasorio a la contratación de negocios locales”, dijo Gwen Oldham, director de comunicaciones para la Cámara de Comercio de San Francisco.

Jefferson McCarley, gerente general de Mission Bicycle Company, declaró que “soy el que hace la contratación y el que despide y toma la decisión sobre tener contratistas de tiempo completo o medio tiempo”. Debido a la Proposición E, dijo, “cuando se trata de contratar a más personal no dudaré y pensaré sobre cómo afectará esto nuestro impuesto a nómina. Así que no hay duda en la contratación no se piensa dos veces”. McCarley dijo que la compañía le pidió que respaldara la proposición.

Aunque no hay comités organizados que se opongan a la proposición E, el Partido Libertario de San Francisco se opone a la medida en parte debido a su complejidad. “La Proposición E es de 70 páginas de largo, y su complejidad responderá a la demanda como un aumento en la ya substancial burocracia municipal”, escribió Marcy Berry, vicedirectora del partido, en un correo electrónico.

Otra preocupación que el partido precisó es el aumento a cargos de licencias para negocios que forma parte de la proposición. Se espera que los cargos de licencia para negocios aumenten aproximadamente un $28.5 millones de dólares a comienzos del año fiscal 2013-2014, de acuerdo con un informe del contralor municipal Ben Rosenfield.

La proposición E necesita una mayoría simple de votos para que se apruebe. Las medidas anteriores para cambiar los impuestos a negocios de la ciudad en 2002 y 2004 no fueron exitosos.

Filed under: En Español

Comments are closed.