Balaceras Diurnas Amedrentan Calle 24

Un mes, tres cuadras y cuatro incidentes. Estas son las últimas estadísticas para la calle 24 y no se refieren a inauguraciones de restaurantes, sino a tiroteos.

Desde el 26 de junio, la policía ha recibido cuatro llamados por balas disparadas en el corredor de la calle 24—además, tres de los incidentes sucedieron cuando el sol estaba a plenitud, había gente formada afuera de las cafeterías y algunos residentes iban camino a casa.

Las balaceras están bajo investigación y la policía cree que tres de ellas están relacionadas con la pandilla de Norteños que reclama las calles como suyas.

“Obviamente que cuatro tiroteos en 30 días es indicativo de que algo se está enmarañando entre Norteños y Sureños y otra pandilla rival que ha llegado al barrio”, le precisó el jefe de la policía Greg Suhr a Mission Local.

Los incidentes sucedieron así:

El martes 26 de junio a las 3:20 p.m: un señor de 37 años de edad recibió un disparo en el estómago cerca de las calles 24 y Harrison. Dicho incidente está bajo investigación como disputa por violencia intrafamiliar, precisó Suhr.

El martes 10 de julio a las 3 p.m.: Un muchacho de 19 años de edad recibió un disparo en el abdomen en la esquina de las calle 24 y Folsom. Jesse Hirsch, crítico de comida para el San Francisco Examiner, envió un tuit desde el lugar de los hechos: “rondas de disparos justo afuera de Philz en la calle 24. Todo mundo se metió debajo de las mesas, el dueño cerró con llave la puerta principal”. Una bala perdida quedó en la ventana de una licorería ubicada en dirección diagonal enfrente de la calle. No se realizaron arrestos.

El viernes 20 de julio, 11:30p.m.: dos persona sospechosas le dispararon a un hombre de 20 años de edad cuando caminaba a casa cerca de las calles 24 y Shotwell. La víctima padeció un raspón en la mano como resultado de haber esquivado las balas. Poco después, la policía detuvo a dos sospechosos al haber encontrado un arma de fuego en el auto. Según la policía, aparentemente que la víctima y los sospechosos no se conocían.

El lunes 23 de julio a las 2 p.m.: un hombre  enmascarado con un arma de fuego abrió fuego en las calles 24 y Harrison y fue visto por última vez corriendo hacia la calle 25. Nadie salió herido. Sucedió de la misma forma que el incidente afuera de Philz, en el que un propietario de un negocio cercano que ha estado en el área desde hace tiempo le permitió a un transeúnte que entrara a su local antes de cerrar la puerta con llave. No se ha detenido a nadie.

“Ahora son más descarados y disparan a plena luz del día”, dijo el propietario de un negocio que pidió no ser identificado por razones de seguridad. “Solía ser que se apuñalaban o golpeaban, pero ahora usan armas”.

Aunque los disparos a plena luz del día en la Misión no son raros, la cantidad de incidentes recientes le preocupa a Suhr, quien solía dirigir la estación de policía de la Misión.

“Estos muchachos, ni siquiera usan relojes”, dijo. “Se trata de dónde uno está parado, el color de la piel, y ser tonto —esa es una receta para un desastre”.

El último incidente es particularmente problemático porque sucedió justo afuera de un preescolar. No se pudo contactar inmediatamente a Mission Girls, el grupo de la organización sin fines de lucro que administra el preescolar y el programa después de la escuela, para tomar comentarios.

Aunque la delincuencia violenta en la Misión ha disminuido constantemente en los últimos años, los problemas con pandillas continúan.

“No sé si algún día desaparecerá por completo. Es posible que haya llegado a un nivel bajo”, dijo Suhr. “Cada año durante el verano hay un aumento cuando el clima es bueno. Y el clima ha sido bueno este año”.

En 2007, el consejero legal de la ciudad de San Francisco estableció un mandato judicial anti pandillas para pandilleros norteños. Bajo el mandato judicial, los pandilleros podrían ser detenidos si entran en lo que se conoce como una zona de seguridad.

Las personas que respaldan el mandato judicial apuntan al hecho de que desde entonces, los asesinatos en la Misión han disminuido seriamente.

El área que la estación de policía de la Misión abarca, la cual también incluye el Castro y partes de Noe Valley, ha experimentado 18 homicidios en 2008, la mayor parte de ellos estuvieron relacionados con pandillas. Hasta la fecha, la estación ha registrado tantos homicidios como en 2011 (seis).

No obstante, los incidentes de disparos han permanecido a paso constante. Para el 16 de junio se habían registrado 20 incidentes, según las cifras disponibles en Compstat. En 2010, se registraron 37 y el año pasado 31.

Ricardo García-Acosta de la Red de Respuesta de la Comunidad, cuyo personal se dedica al manejo de crisis y alcance comunitario en la ciudad, declaró que el nuevo aumento en la violencia tal vez se deba a antaños resentimientos

“Es posible que podamos salvar a este muchacho esta vez, pero estos grupos nunca olvidan”, dijo. “Es posible que pasen dos años y sigan pensando: “nunca los agarramos””.

La red de respuesta se encuentra actualmente concentrando sus esfuerzos en el lado sur de la ciudad, el cual ha experimentado un aumento en homicidios.

Suhr declaró que tiene como propósito frenar la violencia con la ayuda de la recién creada Unidad de Delitos Mayores, una autoridad competente que triangula información penal para identificar a sospechosos.

Otra forma de contrarrestar la violencia es dar cheques a jóvenes, dijo. Un gran porcentaje de aproximadamente 5,000 jóvenes obtuvieron trabajos de verano este año y provienen de la Misión, precisó —un paso en la dirección apropiada.

Es una forma de interrumpir el poder de inducción a pandillas, dijo Suhr, para que los muchachos “no se conviertan en estas atemorizantes cifras”.

“Cualquier persona que no está en la vida [de pandillas] y que posiblemente pueda involucrarse, es la gente que necesitamos proteger primero”.

Balaceras en la Misión este año:

Vea las balaceras en la Misión en un mapa más grande

0 Comments

Comments are closed.