Boticarias de Mariguana Medicinal Dudan Sobrevivir a Estrictas Medidas Federales

Go social – share this article with your friendsFacebookGoogle+PinterestRedditLinkedInEmail

Las tres boticarias de mariguana médica en la Misión cuyos caseros recibieron cartas de suspensión y desistimiento de los fiscales federales declararon no estar seguros de si podrán o no permanecer abiertos.

Mientras tanto, otras boticarias aquí temen que les esperen las mismas estrictas medidas federales. El casero de un edificio listo para abrir precisó estar preocupado pero que espera ver qué sucederá con las medidas del orden público federal antes de que abran.

“Creo que tengo que hablar con mi abogado para ver qué tipo de ramificaciones legales habrá”, dijo Dmitry Margusov, propietario del 3139 de la calle Misión, en donde Herbal Mission estaba programado para abrir después de habérsele aprobado en el mes de junio.

“Queremos ver exactamente qué sucede en los próximo meses”.

La semana pasada se promovió más precaución después de que Melinda Haag, fiscal federal de los Estados Unidos, hubiera hecho público que los caseros del 208 Valencia Street Caregivers, Mr. Nice Guy y Medithrive recibieron hace dos semanas una carta en la que “tomaron los pasos necesarios para descontinuar la venta y distribución de mariguana… en menos de 45 días” de la fecha indicada en la carta que se les entregó. Si no lo hacen, se les podría procesar así como a sus bienes inmuebles; el dinero proveniente de la boticaria podría ser confiscado sin derecho a compensación, según la carta.

Las estrictas medidas federales enviaron olas de pavor a la comunidad de boticarias de mariguana medicinal en la Misión —existen 7 y una que tenía planeado abrir. Desde que los agentes federales publicaron las cartas, los caseros y las boticarias han estado consultando con sus abogados.


Haag tiene como objetivo a las boticarias cerca de las escuelas y lugares en donde se reúnan los niños. Las boticarias que recibieron la carta están cerca de la escuela Friends School en el 250 de la calle Valencia. Todas las boticarias abrieron antes de la aprobación de la ley municipal en 2005 que prohíbe que las boticarias estén en un radio de 1,000 pies de distancia de una escuela u otros lugares en donde se reúnen los niños. Esto significa que la boticaria tendrá que mudarse o cerrar.

“El casero se va a proteger a sí mismo y a su propiedad”, dijo.

Mr. Nice Guy “ha sido un gran inquilino”, agregó Hallinan. “Me gustaría pensar que el casero se quedará con ellos, pero no lo sabemos”.

La puesta en marcha de las estrictas medidas federales ha hecho que los caseros que no han recibido la carta se sientan nerviosos.

Haag le dijo al Bay Citizen que aquéllos que no recibieron la carta “no deberían relajarse”. Un vocero de la oficina de Haag negó que evitarán mandar más cartas o tener como objetivo a otras boticarias, incluso si no están cerca de las escuelas.

Al Shawa del Centro de Curación Shambhala sobre la calle Misión, el cual abrió este verano, dijo no estar seguro de qué hará si le entregan la carta.

“Voy a hacer todo como dice la ley, lo que sea que diga la ley estatal de California”, dijo, “no quiero hacer nada aunque sea sólo un uno por ciento malo. No sé cómo voy a reaccionar o a actuar”.

Las Escuelas Cercanas Se Muestran Indiferentes a los Clubs de Mariguana

Los administradores del preescolar cercano Compañeros del Barrio y la Primaria Marshall opinaron nunca antes haber tenido un problema con las boticarias. En lugar de eso, los activistas de mariguana precisaron que las estrictas medidas puestas en marcha en otras boticarias cerca de escuelas son un intento por obtener buena publicidad.

“Desde un punto de vista [de relaciones públicas], se ve muy bien. ‘Estamos protegiendo a los niños’”, dijo Hallinan.

Sam, un hombre que dijo ser el propietario del 208 Valencia Street Caregivers, precisó no haber tenido ningún problema con la escuela Friends School, la cual se encuentra en la misma cuadra.

“He estado aquí desde que abrió la escuela”, dijo, “no tengo ningún problema con la escuela y la escuela no tiene ningún problema conmigo”.

Los representantes de la escuela Friends School no pudieron ser contactados para tomarles comentarios.

Peter Ávila, el director de la Primaria Marshall, el cual se encuentra justo detrás de Medithrive, opinó que las boticarias no molestan a la escuela.

“Parecen ser bastante receptivos”, dijo, “hay otras cosas de las que necesitamos preocuparnos, créame”.

En el preescolar Compañeros del Barrio, a dos cuadras de 208 Valencia Street Caregivers, la administradora Sandra María Vázquez opinó que las boticarias no son un problema.

“Creo que las boticarias no deben estar muy cerca de las escuelas”, dijo, “pero creo que es triste que quieran cerrar todos estos lugares para la gente que realmente los necesita”.

 

 

Filed under: En Español

Comments are closed.