Traducción por: Neus Valencia

Aunque San Francisco suele estar a la vanguardia en la mayoría de los temas, en cuanto al Censo de 2020 se está quedando atrás.

En una ceremonia de premios virtual que se realizó el jueves para un concurso de arte juvenil en toda la ciudad, patrocinado por la oficina de Participación Ciudadana y Asuntos de Inmigrantes y organizado por el foro de medios de comunicación Ethnic Media Services, se destacaron los problemas que enfrentan las comunidades marginadas en el Censo de este año.

Si no se registran en el censo, las familias podrían perder la oportunidad de recibir recursos fundamentales financiados por el gobierno federal, como servicios públicos y de emergencias, así como programas de salud.

Por lo tanto, el tema para el concurso de este año fue: “Por qué mi familia sí cuenta”, que consistió en un reto para que los participantes respondieran a través del arte. De los más de cien participantes de 14 a 21 años, poco más de una docena ganaron el primer y segundo lugar por sus respuestas en pinturas, dibujos, poemas y videos.

“Los niños son los que pagan el precio más alto cuando no se hace un conteo eficiente”, dijo Sandy Close, periodista y fundadora de Ethnic Media Services. Este tema es particularmente relevante ahora, continuó Close, “pues el país y nuestra ciudad se están enfrentando a una crisis triple por una pandemia, una recesión económica y la indignación ciudadana por la injusticia racial”.

Un pequeño grupo de los concursantes hablaron acerca de lo que inspiró su trabajo.

Jesse Martin, quien ganó una mención especial por su cortometraje en el que mostraba a sus parientes reunidos en una fiesta de cumpleaños, comentó que su inspiración fue su familia. Muchos de sus familiares son mestizos, negros, latinos, blancos e isleños del Pacífico. Para él, ellos representan la diversidad, son los rostros de San Francisco.

Otro de los ganadores, Angelo Gerard Ubas presentó una pintura roja donde se aprecian unos pájaros sentados en un árbol con el horizonte de San Francisco en la distancia. Los pájaros simbolizan a su familia, Ubas comentó que decidió dibujar la ciudad de manera borrosa, difuminada y un poco desenfocada.

“Ahí es donde entra el censo”, dijo Ubas. “El censo es importante porque ayuda a mejorar la imagen de la ciudad, quién vive aquí, en qué barrio vive, los grupos y sus edades y muchas más cuestiones”.

El censo cuenta la población de Estados Unidos y cinco territorios de los Estados Unidos, y ayuda a determinar cómo se distribuirán los recursos federales. A partir de marzo se comenzaron a enviar a todos los hogares invitaciones para contestar un cuestionario en línea, por teléfono o por correo, donde se evalúa el número de personas que viven en su casa, comenzando el 1 de abril, el último día para que los hogares respondan es el 31 de octubre.

Además de dar un reconocimiento a los galardonados, un panel de líderes ciudadanos y de expertos en materia de censos también discutió acerca de los barrios, las áreas y los datos demográficos de San Francisco con las tasas de respuesta más bajas en el censo.

“Todos estamos aquí porque creemos en esta estrategia a largo plazo que garantizará que las comunidades marginadas y vulnerables obtengan los recursos y la representación que se merecen en los próximos diez años”, comentó Robert Clinton, Gerente del Proyecto Censo 2020 de la Oficina de Participación Ciudadana y Asuntos de Inmigrantes.

Según Clinton, históricamente, las comunidades de inmigrantes de bajos ingresos que no hablan inglés tienen más dificultades para participar. Las personas que llaman por teléfono para contestar la encuesta, a menudo se enfrentan a largos tiempos de espera. Las limitadas opciones de idioma también dificultan que algunas personas puedan contestar los cuestionarios en línea. Y esto se ha visto exacerbado por la pandemia.

“El censo es, y siempre ha sido, un asunto abiertamente político”, dijo Clinton. “Y es una de las muchas herramientas que tiene nuestro gobierno federal para vernos como pueblo, pero también para borrarnos como pueblo”.

Según Clinton, la región este de la ciudad tiene las tasas de respuesta más bajas, así como las tasas más altas de casos de COVID-19. Los vecindarios específicos incluyen el Tenderloin, Bayview Hunters Point y al sur de Market. En general, los hogares de San Francisco están respondiendo a una tasa más baja que los promedios estatales y nacionales.

David Tucker, del departamento de Conteo Completo de California, expresó su aprecio por los jóvenes que participaron en el concurso. “Me emociona y anima el mensaje que están enviando, no solo a sus familias, sino también a sus amigos y a la comunidad”, expresó Tucker.

Follow Us

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *