Traducción por: Neus Valencia

ACTUALIZACIÓN: 30 de abril de 2020, 11:08 p.m. (se añade un tiempo estimado para realizar pruebas en los residentes del albergue en el segundo párrafo.)

Según información obtenida de entrevistas, correos electrónicos y documentos que describen la propuesta, el gobierno de San Francisco rechazó la oferta hecha por una nueva empresa de investigación para realizar pruebas de COVID-19 a todos los residentes de los albergues de la ciudad, e instó a la empresa que mejor utilizara sus recursos en otras poblaciones,

El 22 de abril, Color, una empresa de investigación genética de Burlingame, se dispuso a realizar pruebas en los residentes de dos albergues para personas en situación de calle. Los encargados y organizadores de los albergues tenían listos a los doctores y voluntarios que realizarían las pruebas, y, según la empresa, podrían terminar de realizar las pruebas de toda la población de los albergues de San Francisco en 12 días. La empresa había redactado una carta de entendimiento, que fue revisada por Public Press, en la que se detallaba el plan. Después, los representantes de la empresa dejaron de responder a las llamadas y correos electrónicos enviados por los administradores y abogados.

Un representante de Color envió un correo electrónico a uno de estos contactos el 28 de abril para informar que, después de las discusiones con el departamento de salud, la empresa había cambiado su enfoque hacia poblaciones de mayor prioridad, tales como los asilos de ancianos, con el fin de seguir las directivas del departamento de salud. SEGUIR LEYENDO.