A quienes apoyaron la destitución del Jefe de la Policía Greg Suhr, ¿qué lograría su despido que no logren las reformas departamentales que se están llevando a cabo actualmente? ¿Qué seguiría a su destitución?

A quienes no apoyaron el despido de Suhr, ¿los oficiales de policía, y sus jefes se han responsabilizado lo suficiente por los sucesos que han sacudido al departamento? No se ha despedido a ningún oficial por las muertes controversiales que se dieron en los últimos años. ¿Hay algún problema de responsabilidad en el departamento?

Iswari España

Creo que deben despedir al Jefe de Policía Suhr. Ha mostrado que no puede implementar reformas de forma efectiva y objetiva. Es obvio que no ha invertido en cambiar la cultura e imagen del departamento. No ha logrado mantener las políticas ni responsabilizar al personal por sus acciones. Tiene un mal historial a nivel administrativo y directivo. Si se toman en cuenta los lineamientos generales de desempeño en el ambiente de trabajo, debe ser despedido. Esto mostraría a la comunidad y a la policía que la Comunidad está involucrada en cambiar sus políticas para el beneficio de nuestra Ciudad.

Darcel Jackson

Tienen que suceder más cosas que el despido de Greg Suhr. Debe haber un cambio de cultura, deben implementarse prácticas policiales en la comunidad, y los oficiales deben llegar a conocer a las personas a las que sirven. Debe haber otras opciones que sobrepasen la fuerza letal. La compasión debe ser la primera regla del compromiso. Dejen de matar a mis hermanos y hermanas.

Hillary Ronen

Se ha hecho mucho trabajo para dar comienzo a la muy necesitada reforma en la policía de San Francisco, incluyendo el juramento NotInMyName [sic] (No en mi Nombre) el cual motiva a los oficiales a reportar las conductas inadecuadas de compañeros de trabajo o superiores, así como la revisión de las políticas del uso de la fuerza. Pero, las acciones dicen más que las palabras. Dado el número de escándalos que plagan al departamento, es hora de que los culpables se responsabilicen, incluyendo a quienes lo dirigen.  La toma de responsabilidad demostraría a los oficiales, especialmente a aquellos que se vieron protegidos ante la disciplina en el pasado, que los tiempos han cambiado. Esto también permitiría a los habitantes de San Francisco ver que el departamento en verdad busca recuperar la confianza de la comunidad. Esto podría llevar a la creación de prácticas vigilancia independiente que permitan que los oficiales se sientan cómodos al reportar quejas. Además, la toma de responsabilidad podría hacer que el manejo de situaciones de crisis sin violencia, que es algo que los trabajadores sociales y que las personas que trabajan en organizaciones sin fines de lucro hacen todos los días, sea una práctica regular.

Melissa San Miguel

Muchos de nuestros oficiales de policía hacen su mejor esfuerzo cada día para servir y proteger a la comunidad. Los escándalos relacionados con la muerte de personas de color y los mensajes de texto recientes resaltan la necesidad de un cambio en la cultura policial. Sin embargo, estos son problemas que han existido en el departamento por años. Las culturas las desarrollan y mantienen los líderes, incluyendo al Jefe de la Policía. Cambiar a este reflejará el compromiso de en verdad responsabilizar a todos los oficiales, al responsabilizar a sus líderes. Necesitamos a un Jefe que haga de la transparencia y responsabilidad prioridades. Un nuevo Jefe dará una perspectiva renovada al departamento y podría restaurar la confianza entre el departamento y la comunidad.

Joshua Arce

Los Frisco 5 y quienes los apoyan han mostrado que es urgente hacer cambios a nuestras políticas de prácticas policiales. La semana pasada dije que no creo que destituir al Jefe Suhr zanje las divisiones entre las comunidades de color y el Departamento de Policía. Esto no es una expresión de apoyo, más bien refleja mi creencia de que hay mucho trabajo por hacer que va más allá del liderazgo en cuanto a reformas y medidas de responsabilidad.

Todos queremos calles seguras en las que la fuerza policial proteja a nuestras familias. Por lo tanto, mientras quienes participan en la huelga de hambre piden un cambio de liderazgo que se debate en las oficinas del Gobierno, nosotros deberíamos estar actuando de inmediato para implementar y generar fondos para las reformas dirigidas por la comunidad tales como:

  • Incrementar la vigilancia de los ciudadanos y la investigación independiente de todos los casos de balaceras que involucran a la policía.
  • Investigación por parte de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia.
  • Cambios en los procedimientos de uso de la fuerza.
  • Capacitación sobre técnicas de manejo de crisis sin violencia a toda la policía.
  • Implementación de capacitación sobre sesgos implícitos y recomendaciones sobre prácticas policiales en la comunidad que están en el Reporte de Prácticas Policiales del Siglo 21 del Presidente Obama.
  • Lineamientos claros de responsabilidad y evaluaciones regulares a todos los oficiales de policía y a los líderes usando métodos como los que describe la ACLU.

Muchas de estas reformas debieron suceder hace mucho tiempo. Esta es una de las razones principales por las que la comunidad se ha decepcionado del Gobierno de la Ciudad. Se necesitan reformas, y se necesitan ya.

Edwin Lindo no dio una respuesta a la pregunta de esta semana.