La junta directiva de la SFMTA votará para que haya una nueva ruta de autobús entre la plaza de BART de la calle 16 hacia el nuevo centro médico de UCSF que abrirá el primero de febrero. Los autobuses pasarán cada 15 minutos, y cada 20 minutos en las tardes y fines de semana. Se espera que el servicio de autobús comience el día de la inauguración del centro médico.

El objetivo es que el autobús conecte la parte central de San Francisco con el centro médico y que crée una posible alternativa al existente sistema gratuito de autobuses de UCSF. Dichos autobuses pasan cada 10 o 20 minutos entre varios de los centros médicos de UCSF y son gratuitos para pacientes, familiares, personal y estudiantes. No obstante, los autobuses no permiten mascotas o menores no acompañados; es posible que le pidan identificación al abordar, y solo corren entre las seis de la madrugada a las 7:30 de la noche. El autobús 55 correrá a partir de las seis de la madrugada hasta la media noche.

Algunos pasajeros de Muni expresaron apreciar dicha ruta simple y sencillamente porque brinda un servicio de autobús más amplio en general.

“Sería chévere”, dijo Jasmine Reed, quien estaba esperando el autobús cerca de la plaza comercial en las calles 16 y Bryant. Reed dijo esperar ver la ruta adicional.

Tingzin Ellis, que usa el 22-Fillmore para ir a trabajar, estuvo de acuerdo.

“Si hace que los autobuses estén menos llenos, eso sería genial”, dijo. Ellis considera que el 22 es una de las rutas más usadas. Incluso cuando no va muy lejos en dirección este, espera que el 55 ayude a aligerar el camino en la ruta en que se dirige, en especial cuando va hacia la calle Misión en la tarde.

Thomas Nesby, quien algunas veces va a Mission Bay, nunca ha tomado el camión de UCSF pero dijo que el 55 es “otra forma de transportarse, es cómodo y será otra opción”. Cuando se dirige en dicha dirección, toma la ruta T del tren ligero. Pero, ¿una nueva ruta de autobús? “Eso es un avance”.

Otros pasajeros desean que la SFMTA pudiera ampliar la ruta existente en lugar de añadir una nueva.

“¿Por qué [empezar] en la 16 y Misión? Eso significa que aquéllos de nosotros que vivan más lejos tendrán que cambiar de autobús. Preferiría una extensión a la ruta que ya existe”, dijo Trina Robbins. “Cualquier ruta se puede extender. Ya tenemos la T que va al estadio”.

El plan original sí era ampliar la ruta 22, la cual actualmente da vuelta en la calle Kansas, mas lejos de la calle 16, hacia el nuevo centro médico. Dicha ampliación todavía está en consideración, pero como el 22 funciona con cables, se espera que tome cinco años poder hacer la ampliación. Para poder brindar servicio de Muni eficazmente en dicha área, se propuso la ruta del 55 que funcionará a base de diesel.

Aunque la inauguración del 55 será mucho más fácil y rápida que la ampliación del 22 requerirá algunos ajustes a la infraestructura. Se espera que la nueva ruta cueste “2.5 millones de dólares por año fiscal para operar y casi $17,000 para echarla a andar. Dichos fondos ya han sido incluidos en los presupuestos de la SFMTA. Además, eliminarán 31 lugares de estacionamiento para poder hacer espacio para las vueltas de la terminal en Mission Bay y en las calles 16 y Misión. Se espera que terminen dichos cambios para el 31 de enero.

Asimismo, la SFMTA tendrá una reunión de la comunidad en la primaria Marshall para hablar de las mejoras propuestas a la ruta del 22-Fillmore. La reunión se llevará acabo a las 6p.m. el 14 de enero.