Mission Local publicó la serie titulada La Crisis de Vivienda de 1978 en Siete Partes en 2010.

También echaremos un vistazo al aumento de precios a vivienda de finales de los 90. Esta presentación le explica lo que hay en cada segmento. No los tiene que seguir en orden, ya que todos están relacionados.

Imagine que las rentas suben tres, cuatro incluso siete veces en un solo año.

Así fue para muchos residentes en San Francisco y en la Misión en 1978, el año antes de que la Junta de Supervisores aprobara el control arrendatario.

El documentalista Charles Bolton y la compañía de producción Optic Nerve, la que ahora es Ideas In Motion, capturaron la angustia en “Pushed Out For Profit”. El documental salió al aire en KQED el seis de septiembre de 1978.

Bajo el interés de recordarle a nuestros lectores la historia de la Misión, Mission Local editó siete cortos de Pushed Out For Profit.

El documental muestra los aprietos en los que se encuentran los inquilinos y la exitosa campaña sobre el control arrendatario. El estilo es franco, bajo dirección activista.

La película “fue criticada por solo mostrar el lado de los inquilinos”, dijo hace poco Bolton, el cineasta. “Nuestro objetivo fue enseñarle a la gente a que se organizara en sus barrios”.

La película incluye una entrevista con el joven activista de vivienda Calvin Welch, quien continúa siendo un defensor de vivienda asequible y vive en el Haight. Mission Local lo entrevistó para el segmente número siete.

En el segmento número cinco aparece el Supervisor Harvey Milk, una de las figuras más visibles en el tema del control de renta, en su local de cámaras en el Castro. Seis meses después de haber sido entrevistado, el primer supervisor abiertamente gay de San Francisco fue asesinado.

Aparte de los rostros conocidos como Milk y Enola Maxwell, otros que aparecen en la película incluye a los exinquilinos de la Misión Reuben Burke, Pat y Gene Westegaard, Bill y Julie Camerlo. Todos ellos solían vivir en la calle Shotwell. Mission Local visitó sus antiguos hogares para conocer a los inquilinos actuales en el segmente número tres. También nos reunimos con la exinquilina Julie Camerlo en el segmento número cuatro.

Los supervisores aprobaron la ordenanza de estabilización de renta en 1979. Ahora, el control de renta se aplica a casi 170,000 unidades arrendatarias en la ciudad y limita la cantidad de aumentos a la renta, así como las razones para desalojar a un inquilino.

Sin embargo, el control de renta solo cubre a los edificios construidos hasta 1979. La gran cantidad de esfuerzos para ampliar la ordenanza arrendataria a hogares o departamentos construidos después de 1979 han fracasado en gran medida. Sara Shortt, directora ejecutiva del Comité de Derechos de Vivienda de San Francisco, señaló una excepción. Hace poco, aclaró, la Junta de Supervisores votó unánimemente para ampliar las protecciones de desalojo de la ordenanza arrendataria a edificios después de 1979 cuando se encuentran en ejecución hipotecaria.

Además, la crisis ha alentado el índice de aumentos a la renta y los desalojos a inquilinos han disminuido.

Las estadísticas de la Junta Arrendataria de San Francisco publicadas en septiembre de 2009 muestra informes de inquilinos por supuestos desalojos injustos en un ocho por ciento en comparación al año anterior (de 531 desalojos a 488).

Lea más sobre los derechos de inquilinos en el sitio web de la Junta Arrendataria de San Francisco.