Loló Se Mudará a la Calle Valencia Pronto

Loló on 22nd Street.

La escuela de meditación y sanamiento en la calle Valencia está a punto de recibir a un nuevo cálido vecino.

Loló, un negocio familiar conocido por su original giro a la cocina mexicana y decoración vibrante, se mudará al 974 de la calle Valencia entre mediados de diciembre y comienzos de enero.

Juan Carlos Ruelas, uno de los propietarios de Loló, comentó que una de las razones de la mudanza es la necesidad de una cocina más grande y más asientos. El espacio actual puede acomodar a un máximo de 49 personas a la vez. La cola algunas veces se extiende afuera del restaurante en la calle 22 cerca de Bartlett con gente esperando todos los días durante las horas pico (entre 6:30p.m. y 8p.m.).

“En una noche ocupada, tenemos que decirle a los clientes que no tenemos suficientes mesas”, dijo Ruelas. “Hay una espera de una, una hora y media y la gente se va. Perdemos muchos clientes”.

Ruelas declaró que una cocina más grande en el nuevo espacio les permitirá atender a más gente. Además, abrirán todos los días durante el almuerzo y la cena con un equipo más grande que les ayudará a cumplir con la demanda.

“La otra razón es porque está en Valencia. Tiene su propia reputación”, dijo del tránsito peatonal y la variedad de restaurantes que se añaden al atractivo.

Aunque el restaurante se mudará, su menú y platillos distinguidos, como el “taco tropical” hecho de tortilla de jicama, no desaparecerán.

La nueva ubicación tiene un sótano que usarán para fiestas privadas y si no hay evento, el espacio servirá como lugar para servir cócteles. Además, habrá un bar en el primer piso, pero la estructura subterránea no será parte de la reinauguración porque está en sus primeras etapas y está en proceso de obtener permisos y cumplir con las regulaciones de seguridad.

La licencia para servir alcohol también está en proceso de ser transferida del local de la calle 22. Esa demora podría hacer que la inauguración se lleve acabo a mediados de enero.

A unas yardas de distancia, a la izquierda de Loló en el 3224 ½ de la calle 22, Los Shucos Latin Hot Dogs planea mudarse, de acuerdo con un informe del departamento de urbanismo de San Francisco.

Esta vez, Ruelas solo se moverá tan solo unas cuadras, pero hace más de seis años tomó un gran salto con Loló cuando se mudó a la Misión desde Guadalajara, México.

Un viajero apasionado y conocedor, Ruelas tiene un título español en diseño de modas, y viajó por Italia antes de mudarse a Guadalajara como asesor de modas. Ahí, conoció a sus ahora copropietarios Jorge Martínes y su esposa, y trabajaron en sus dos restaurantes como meseros. Una década después, Ruelas es ahora el propietario de Lolós, en donde comenta amar a lo que se dedica.

El edificio en 974 Valencia, que solía ocupar Lot 7, todavía tiene papel en las ventanas mientras terminan detalles; pero, eso no ha detenido a los transeúntes de asomarse por el vidrio, intentando poder echar un vistazo al interior. El exterior de color azul brillante es difícil de no ver y el interior de muros naranjas emite una luz cálida que es visible desde la acera.

Ruelas opina que los clientes leales que han adquirido con el paso de los años juega un gran papel en su éxito.

“Más del 60 por ciento de nuestra clientela viene seguido. La gente más joven, la gente mayor, gente con niños: es una verdadera mezcla”, dijo. “Desde el comienzo hemos tenido gente que siempre viene”.

Y a la gente que siempre va le gusta correr la voz.

“La gente ha respondido muy bien con nosotros en el barrio y estamos súper agradecidos”, dijo Ruelas.

Filed under: En Español

You may also like:

Comments are closed.

Full name required to post. For full details, read our Policy