Aunque están retrasados respecto al calendario y pasados de presupuesto por algunos millones de dólares, el proyecto de remodelación del parque Dolores está avanzando en la construcción programada para comenzar en enero, cuando la mitad completa al norte del parque, entre las calles 18 y 19, cierre durante un promedio de seis meses.

La licitación para el contrato de construcción comenzó el mes pasado, dijo Jake Gilchrist, director del proyecto para el Departamento de Parques y Recreación de San Francisco. Los ofertas se recibirán a principios de este mes.

“Una vez que las ofertas lleguen y estemos seguros de tener un licitador calificado y sensible, programaré otra jornada a puertas abiertas para la comunidad para detallar la clausura en fases y volver a abrir el calendario”, dijo Gilchrist quien espera planear una reunión para la primera o segunda semana de diciembre.

En dicha reunión, Gilchrist declaró que le mostrará a la comunidad que ha incorporado la opinión comunitaria a los planes. También actualizará a los miembros de la comunidad en cuanto a las fases de construcción.

El costo esperado para la remodelación aumentará entre $2 y $4 millones de dólares de los $11.7 millones aprobados para el proyecto como parte del bono de 2008, dijo Gilchrist. Los fondos para imprevistos cubrirán el costo excedido.

La fuerte economía significa que los contratistas no están luchando por buscar trabajo como lo habían hecho en años pasados. Eso significa que la ciudad está compitiendo contra otros proyectos por el tiempo del contratista. “Si hubiéramos podido licitar hace un año como lo planeamos, podríamos haber ahorrado dinero significativamente”, dijo Gilchrist.

Parte de lo que alentó el proceso de remodelación de urbanismo fue una revisión medio ambiental de once meses que hizo el Departamento de Urbanismo, como informó Mission Local en cobertura pasada.

La construcción se llevará acabo en dos fases principales, comenzando con la mitad al norte del parque. El área de juegos, renovada de forma separada y que completaron el año pasado, permanecerá abierta durante la remodelación. Una vez que terminen la mitad al norte del parque, tomará un mes construir un camino desde el corredor de la calle 19 al área de juegos. Después de eso, la segunda fase principal de construcción comenzará y a dicho punto la mitad al sur del parque cerrará por aproximadamente seis meses más.

La idea de la remodelación del parque, de aproximadamente 14 acres, es cambiarlo lo menos posible, dijo Gilchrist. La construcción mejorará la infraestructura y la funcionalidad del parque, mientras que respetará la estética y el ambiente. “La mayoría de los cambios se sentirán invisibles”, dijo.

Dichos cambios incluyen dos nuevos edificios de baños, uno cerca del área de juegos y uno cerca de las canchas de basquetbol, así como un pissoir cerca de las vías del Muni en la esquina suroeste del parque. Asimismo, han planeado dos áreas de juego para perros sin correa, una al norte del área de juegos y la otra a lo largo de la calle Dolores entre las canchas de tenis y la calle 19.

Agregarán una nueva cancha multiusos a lado de las canchas de tenis, así como un nuevo edificio de operaciones que construirán debajo de la cancha de basquetbol. Eliminarán la casa club.

Debido a que la gente a menudo usa la esquina suroeste del parque, cerca de las calles Church y 20, como un lugar para apreciar la vista de la ciudad, Gilchrist declaró que colocarán un nuevo mirador con pavimento decorativo y bancas para facilitar el uso.

Además, un camino central y accesible conectará todas las áreas del parque. También harán actualizaciones a los sistemas de irrigación, drenaje y alumbrado.

Robert Brust, director del comité Dolores Park Works, un grupo de la comunidad en apoyo del parque, declaró estar feliz de que la ciudad y la comunidad pudieran crear un plan que no cambiará significativamente al icónico parque.

Brust dijo que la participación de la comunidad en el proceso de urbanismo, el cual comenzó en la primavera de 2011, ha sido “extraordinaria”. Ha habido por lo menos 15 reuniones y talleres abiertos al público, así como docenas de reuniones centradas a grupos y dos reuniones de jornadas abiertas a la comunidad.

“Seguirá siendo el parque Dolores que todos conocemos y queremos”, dijo Brust.

Brust espera que haya un proceso ininterrumpido de remodelación, y una vez terminado, piensa que la nueva estética del histórico parque le dará una nueva percepción a los visitantes.

Aunque la gran mayoría de los visitantes del parque son respetuosos, dijo Brust, la comunidad necesitará trabajar en grupo para mantener el parque limpio e intocable una vez que terminen la remodelación. “No toma mucho, toma un par de pequeñas fiestas y una persona local y entonces hay un grave daño”, dijo Brust. Alrededor de hace un año, por ejemplo, alguien cortó una palmera con una hacha, dijo.

“Todo el mundo tiene que cuidar nuestro parque. No se acerquen a gente que crean que se pondrán agresivos, pero den un buen ejemplo: recojan su propia basura, y la basura de otros y creo que así estará bien”.

Lynne Shallcross

Lynne Shallcross was stressed and tired after walking three miles without finding an open community clinic. “Is this what it's like for Mission residents who work full-time?” she wondered. Having walked...

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *