Ryan Farr, experto en carnicería de uso completo de animales y chef, luchaba por pagar sus cuentas cuando trabajaba en una organización sin fines de lucro, así que comenzó a hacer chicharrones de sobras de piel de puerco que tenía en su refrigerador en su departamento en el Distrito de la Misión y los vendía a bares para ganar un poco de dinero adicional. Esta empresa bajo el radar se convirtió en la base de 4505 Meats en 2009. Al especializarse en carnicería de uso completo de animales locales, 4505 Meats abrió un pequeño espacio comercial en diciembre de 2012 en la calle Misión, cerca de la calle 15, a dos cuadras del departamento de Farr, donde todo comenzó.