The Special Supplemental Nutrition Program for Women, Infants and Children, known as WIC, remains open during the government shutdown, for now. Photo by Lynne Shallcross

Tendrán que pasar varias semanas antes de que la parálisis del gobierno ponga en peligro al programa federal de nutrición para familias de bajos ingresos, de acuerdo con Eileen Shields, agente relaciones públicas del Departamento de Salubridad de San Francisco.

“En realidad no vamos a tener ningún efecto inmediato”, dijo Shields.

La visión de Shields difiere en tono de las noticias provenientes el lunes de la oficina del alcalde Ed Lee. “Localmente, la incapacidad del Congreso en actuar significa que nuestros residentes de más bajos ingresos podrían perder acceso completo a servicios críticos”, decía la declaración de la oficina del alcalde, en donde se agrega que entre dichos servicios se subsidian programas de comida y nutrición que asisten a 31,000 familias en la ciudad.

No obstante, Shields dijo que tomaría varias semanas antes de que el departamento se tope con problemas al mantener a flote cualquiera de los programas maternal o de salud para niños y adolescentes, de los cuales el Programa Especial de Nutrición Complementaria para Mujeres, Infantes y Niños es una parte.

Muchas de dichas familias están en el Distrito de la Misión y otros vienen a la Misión por servicios.

Yvonne Harrison, de 30 años de edad, quien tuvo tres niños jóvenes —de 5, 3 años y uno de 2 meses de edad— dijo que podría comprar leche, fruta, huevos y otros productos básicos que su familia necesita a través del programa de Especial de Nutrición Complementaria para Mujeres, Infantes y Niños, conocido como WIC (por sus siglas en inglés).

“Ha sido una gran parte de mi vida”, dijo Harrison. “De eso dependo”.

Chandral Cobb de 26 años de edad, cuyo bebé prematuro de siete meses de edad necesita una leche especial, dijo que: “el programa se necesita porque muchas madres no pueden costear comprar la leche para sus hijos. WIC es muy importante”.

No está claro qué pasaría si la parálisis del gobierno va más allá de dos semanas.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, el cual dirige el programa de nutrición, anunció en un memorando el viernes pasado que una parálisis significaría que no habría fondos disponibles para los servicios clínicos del programa de nutrición complementario, beneficios de comida o costos administrativos. “Los estados pueden tener algunos fondos disponibles… para continuar con las operaciones durante una semana más o menos, pero los estados seguramente no podrán sostener las operaciones para un periodo más largo”, estableció el memorando.

El Departamento de Agricultura también vigila el Programa de Ayuda Nutricional Complementario, o estampillas de comida, y Programas de Nutrición para Niños, incluyendo desayuno y almuerzo escolar. En el memorando del viernes, el departamento dijo que ambos programas seguirán las operaciones hasta pasado octubre.

Lynne Shallcross

Lynne Shallcross was stressed and tired after walking three miles without finding an open community clinic. “Is this what it's like for Mission residents who work full-time?” she wondered. Having walked...

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *