La policía de San Francisco decomisó el domingo pasado casi 60 libras de MDMA, una droga mejor conocida como éxtasis, en un departamento de la calle Misión, casi esquina con la calle 29. Dos hombres, uno identificado como Steven Terrell de 31 años de edad y el otro como Benjamin Hagerl de 36 años de edad fueron detenidos en conexión con los narcóticos.

La policía declaró que alrededor de las nueve de la mañana de domingo, un residente llamó y declaró que un hombre estaba tratando de entrar a una unidad departamental en la cuadra 3300 de la calle Misión. Cuando el residente no dejó que el hombre entrara, el sospechoso rompió una de las ventanas del departamento habiendo dejado un rastro de sangre.

Cuando la policía llegó encontró un rastro de sangre fresca que llegaba hasta un departamento en el segundo piso. Después de haber tocado la puerta, un hombre con sangre en la mano y en los pantalones abrió la puerta.

Mientras hablaban con el hombre, quienes los agentes identificaron después como un sospechoso de robo domiciliario, la policía notó que había varios paquetes de narcóticos en el piso. Asimismo, vieron que había otra persona en el departamento.

La policía detuvo a los dos hombres y les emitió una orden de cateo. El cateo resultó en el descubrimiento de 23 kilogramos de MDMA en la forma de polvo y 4.5 kilogramos en la forma de pastillas.

Además, los agentes incautaron casi $30.000 en efectivo y un equipo de computadora.

Ambos hombres fueron llevados a la cárcel del condado bajo cargos de tenencia de sustancia controlada para la venta, posesión de un lugar para venta o uso de una sustancia controlada y conspiración de perpetración de delito.