Big Freedia (Courtesy Ballin PR)

Lo que comenzó como música local de club en Nuevo Orleáns, un subgénero de hip-hop llamado bounce, puede estar a punto de convertirse en la nueva locura de baile en Estados Unidos, gracias no en menor medida a su estrella más popular que se autoproclamó “Queen Diva” Big Freedia. Big Freedia se presentó en Public Works el domingo pasado para celebrar Pride y enseñarle a la Misión una cosa o dos sobre como menear el culo.

Originario de Nueva Orleáns como Freddie Ross, Big Freedia es un hombre homosexual con un personaje femenino en el escenario. Una figura queer vanguardista en una escena básicamente masculina y heterosexual, Big Freedia insiste en que su música no tiene un género y rechaza la etiqueta “Sissy Bounce”, que a menudo se asocia con ella en los medios de comunicación.

“Traigo un nuevo ritmo con una verdadera chispa”, dijo. “Tengo mi propia versión, mi propio estilo”.

Más que nada, la música bounce es una música parrandera que se experimenta mejor en vivo. Bounce es conocido por su ritmo energético, graves fuertes, letra hipersexualizada, y tal vez y más importante que nada la muestra visual en el escenario de un culo sacudiéndose a todo lo que da.

Cualquier persona que haya asistido a un espectáculo de bounce sabrá que es un asunto donde el sudor abunda y donde hay un serio ejercicio de glúteos.

Con esto en mente, Big Freedia también lanzó el primer video de ejercicio bounce junto con un nuevo álbum que saldrá en septiembre.

“[Hay] muchas diferentes movidas para hacer ejercicio”, dijo Big Freedia del video, “deberá ser muy divertido para que todo mundo lo disfrute”.

Es posible que Big Freedia parezca la inusual estrella de hip-hop y representante de la música bounce pero con una reciente aparición en el programa Jimmy Kimmel Live!, una gira proximamente con el grupo indie pop The Postal Service, un programa de televisión de reality show y un nuevo disco en producción, está preparada para convertirse en una de las próximas estrellas hip-hop estadounidenses —gay, heterosexual o cualquier otra cosa.

Presentarse con tan inusuales compañeros de gira como lo son The Postal Service puede tener sus retos. Big Freedia ha experimentado una buena cuota de miradas extrañas de gente que va a conciertos esperando los efervescentes ritmos del pop indie.

“Algunas personas estarán sorprendidas con las primeras canciones, o las primeras dos canciones, o lo que sea”, dijo. “Y luego para la tercer canción están aventando las manos al aire e intentan aprender a cómo bailar”.

Big Freedia explicó que está emocionada por presentarse en San Francisco como parte del fin de semana de orgullo, en especial en aras del reciente fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos que tiene que ver con la Proposición 8 y la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por sus siglas en inglés).

“No cabe duda de que me gustaría casarme”, dijo. “Si Big Freedia se casa, no cabe duda de que tendríamos que usar el Superdomo o algo”.

Bug Freedia se presentará el domingo en Public Works  y con el grupo The Postal Service el 26 de julio en el Teatro Griego en Berkeley.

Follow Us

Daniel Hirsch is a freelance writer who has been living in the Mission since 2009. When he's not contributing to Mission Local, he's writing plays, working as an extra for HBO, and/or walking to the top of Bernal Hill.

Leave a comment

Please keep your comments short and civil. We will zap comments that fail to adhere to these short and very easy-to-follow rules.

Your email address will not be published.