Debajo de una escultura móvil colgante hay una “guía de bricolaje” para tener hijos. Por el pasillo, un conjunto de televisiones montadas en troncos sostienen una exhibición que muestra una serie de bodas queer. En un escenario improvisado, presentadores locales drag se transformaban de sus personajes públicos a sus personajes drag en vivo y enfrente de un público antes de interpretar su acto.

Esta exposición artística no convencional titulada “Strange Bedfellows” es parte del 16to festival nacional de arte queer que se celebra cada año en San Francisco y que estará abierto hasta este sábado. “Strange Bedfellows” está en exhibición en la galería sin fines de lucro Root Division y presenta obra de más de 20 artistas queer.

“Considero que la autoría múltiple es un concepto radical”, dijo la historiadora de arte queer y curadora Amy Cancelmo. “Creo que como los artistas queer han existido históricamente desde hace tanto afuera de la cultura convencional hay más espacio para trabajar de manera colaborativa afuera de dicha estructura”.

Un proyecto de fanzine de la artista Angie Wilson ofrecía información a gente que desea intentar lo que llama “concepción de bricolaje”. Wilson y su compañera Amber Strauss concibieron a su hija a través de inseminación en el hogar y dieron a luz a su hija en abril. Su fanzine, titulado en inglés “A D.I.Y. guide to babymaking: This is how we did it”, documenta el proceso.

Cerca de la parte trasera de la galería, una instalación de monitores de televisión titulada “We Do!” se estableció para simular un altar. Como colaboración entre los artistas locales Luke Wilson, Elizabeth Stephens y Annie Sprinkle, cada pantalla transmitía el metraje de “The Love Art Project”, un proyecto de siete años en el que más de 1,000 participantes hicieron o renovaron sus votos nupciales.

El Distrito de la Misión es la primera de tres paradas en las que estará “Strange Bedfellows”. La exposición se trasladará a la Universidad Bucknell en Pensilvania este otoño, y terminará en la CAA (College Art Association, por sus siglas en inglés) de Chicago en febrero. Las conferencias CAA son lugares prestigiosos para historiadores de arte establecidos y emergentes como Cancelmo en donde podrán compartir sus descubrimientos con colegas.

“Creo que es muy importante para ampliar la visibilidad del arte queer en la Academia y esta es una gran oportunidad para eso”, dijo Cancelmo. La exposición, así como un catálogo correspondiente, se presentará como una exposición patrocinada por la fracción queer para las artes de la CAA.

A medida de que el proyecto viaje, cambiará para adaptarse a nuevos lugares y comunidades. Cada exposición incluirá obra adicional de artistas locales en cada área.

“Para la exposición en Chicago, estaré colaborando con una pareja de coleccionistas y algún espectáculo local de drag”, dijo Cancelmo.

“Strange Bedfellows” está abierto al público hasta el sábado de 2 a 6p.m., cuando miles de personas se reunirán en el parque Dolores para celebrar el festival del orgullo y cerrarán la primera fase de este proyecto.