Si alguna vez le han robado su bici en la calle Misión, levante la mano. Si se ha dado cuenta que no puede tomar BART porque trae su bici y es la hora pico, levante la mano. Si alguna vez ha recibido una multa de estacionamiento en la Misión, levante la mano. Ahora déjela levantada.

La oficina de Transporte Municipal de San Francisco (SFMTA, por sus siglas en inglés) y oficinas asociadas introducirán 700 bicicletas para renta en el área mayor de San Francisco, empezando en agosto. El sistema es parecido a los programas de alquiler de bicicleta en otras ciudades de los Estados Unidos. Un usuario puede comprar un pase, agarrar una bici de una de las varias estaciones designadas e irse a otra estación para dejarla ahí.

Las estaciones se integrarán con la infraestructura de transporte público, lo que le permitirá a los usuarios viajar largas distancias, subirse a las bicis y viajar el resto del camino a su destino. Las cuatro paradas de BART en el centro de la ciudad y la ruta de Caltrain en South San Francisco tendrán estaciones cercanas.

¿Tiene la mano levantada? Es posible que se decepcione; no hay planes concretos para construir estaciones en la Misión por el momento. SoMa, el Distrito Financiero y el Embarcadero compartirán 35 estaciones con 350 bicicletas durante la primer etapa del piloto, el cual terminará a principios de 2014. Otros socios regionales repartirán las bicicletas restantes entre San Jose, Mountain View, Palo Alto y Redwood City. La segunda etapa está por determinarse pero expandiría el servicio hasta 1,000 bicicletas.

“Queremos ampliar el sistema pronto”, dijo Matt Lasky, urbanista de transporte de la SFMTA. “El Distrito de la Misión se podría capturar cuando lleguemos al sistema de 1,000 bicicletas”.


View Bike Share Service Area in San Francisco in a larger map

En un mapa en línea que le permite a los usuarios seleccionar las ubicaciones y comentarios sobre dónde desean ver el servicio de renta de bicicletas, muchas peticiones de ubicación corresponden al Distrito de la Misión. Los contribuidores seleccionaron casi todas las cuadras de las calles Valencia, Misión y 24.

Steve Fiduccia, director general de Pedal Revolution, la organización sin fines de lucro con base en la Misión, ha investigado los programas de alquiler de bicicletas en otras ciudades. Fiduccia declaró creer que el sistema será popular. “No cabe duda de que hay mucha gente de bajos ingresos que podría usarlas”, dijo Fiduccia.

Sin embargo, no está claro si la demanda por estaciones en la Misión proviene de residentes o de clientes de negocios que viven en otro lugar. Erma Kyriakos, residente, dijo que “es una idea genial, lo hacen en todo Europa”. Pero después Kyriakos agregó que “tengo mi propia bici”.

La bicicleta de la residente Oarly Canant fue robada hace poco, así que le ha pedido una a un amigo. Incluso así, declaró que seguramente no usaría el servicio de alquiler. “Mi bici es mi propio medio de transporte y quiero saber que la tengo”, dijo Canant.

A otros residentes les preocupó el diseño, la seguridad y la logística. ¿Qué pasa si se roban una bicicleta? ¿Qué hacer si se poncha una llanta? ¿Es razonable cruzar las inclinadas colinas de la ciudad en bicicleta?

Ralph Borrmann, vocero de la oficina del Distrito de Manejo de Calidad del Aire del Área de la Bahía, declaró que se están atendiendo estos temas. Todas las estaciones de bicicletas estarán equipadas con dispositivos de rastreo y trabajadores que moverán las bicicletas entre estaciones para mantenerlas abastecidas. Los usuarios pueden pedir mantenimiento directamente de las estaciones de alquiler. Además, a diferencia de los programas en Washington, D.C., y Nueva York, las bicicletas en San Francisco tendrán siete velocidades debido al terreno.

El alquiler de bicicletas ha tenido éxito en otras ciudades. De acuerdo con la información recabada por la SFMTA, un 43 por ciento de usuarios encuestados en Denver declaró haber dejado de conducir y haber comenzado a andar en bicicleta. En Washington, D.C., el total de millas conducidas reportaron haber reducido por 4.4 millones por año, o 198 millas por participante.

Sin embargo, la asequibilidad puede ser un problema para algunos. Actualmente hay tres opciones de pago que están bajo debate, con pases valuado entre $7 a $10 por un día, $20-$25 por tres días, o $75-$100 por un año de membrecía con trayectos ilimitados de 30 minutos. Los cargos adicionales podrán aplicar a trayectos más largos de 30 minutos.

El piloto regional de alquiler de bicicletas costará $7 millones implementarse. Los principales financiadores incluyen: el programa de iniciativa climática del Área de la Bahía, el fondo de transporte para aire limpio y la Proposición K para el impuesto en ventas a transporte local. El Distrito de Manejo de Calidad del Aire del Área de la Bahía brinda $1.4 millones, y $1.3 millones provendrán de varias otras oficinas asociadas.

“La SFMTA se está esforzando por lograr un sistema de 2,500 bicicletas o más en el futuro”, dijo Lasky. La oficina buscará subsidios adicionales y posiblemente patrocinio para ayudar con la expansión.

¿Será posible un futuro en el que los residentes de la Misión podrán ordenar un burrito y una copa sin preocuparse de que les roben la bici? Tendremos que esperar para saberlo.