En medio de relatos contradictorios, Greg Suhr, el jefe de la policía de San Francisco, declaró anoche que los dos hombres lesionados por el agente de la SFPD la pasada madrugada de domingo siguen hospitalizados, uno en condición estable y el otro sedado y en grave condición de salud.

A alrededor de las dos de la madrugada del domingo, dos grupos de personas tuvieron un enfrentamiento cerca de las calles 17 y Valencia después de que uno de los grupos se fue del bar Elbo Room, precisó la policía.

Supuestamente un muchacho residente de San Francisco de alrededor de 20 años de edad sacó un arma de fuego de imitación y la apuntó al otro grupo. De acuerdo con la denuncia, un testigo no identificado se dirigió corriendo hacia la estación de policía de la Misión que se encuentra enfrente de donde se encontraban para avisarle a los agentes que había una pelea y que alguien tenía un arma de fuego.

En “menos de 30 segundos”, dijo Suhr, dos agentes llegaron al lugar de los hechos. Uno de los agentes le dijo al hombre que tenía el arma de fuego que la soltara. Cuando la persona no obedeció, la policía declaró que el agente disparó tres veces habiendo lesionado al hombre con el arma de imitación, así como al segundo hombre de alrededor de 20 años de edad originario de Daly City.

Los testigos dieron narraciones contradictorias del hecho, dijo la policía, y todavía hay muchas preguntas que permanecen sin respuesta. La policía declaró no saber si el incidente está relacionado con pandillas.

Tampoco se sabe si el segundo hombre lesionado tuvo un altercado con el otro grupo. Hasta el momento, la policía no ha declarado si el hombre con el arma de imitación estaba embriagado. Asimismo, los agentes declararon que el arma de imitación era de aire comprimido y que todavía están probando el dispositivo para determinar si funciona. No obstante, la policía no ha interrogado al hombre con el arma de imitación puesto que sigue sedado en el hospital.