American Giant Va Más Allá de lo Básico

Olvídese de la sudadera a la que está acostumbrado estilo flojo para pasar el tiempo: American Giant quiere hacer que la querida sudadera regrese como nunca antes.

“Las sudaderas son la clásica silueta estadounidense omnipresente, pero se ha comenzado a asociar con algo muy malo que no se ve bien”, dijo Bayard Winthrop, fundador y presidente de American Giant, quien estaba sentado en una mesa de madera a lado de una gigantesca bandera estadounidense en su sala de exhibición en el Distrito de la Misión en la calle 21, cerca de la calle Capp.

Para Winthrop, las sudaderas —y ahora las playeras— son más que un pilar de la moda casual estadounidense.

“Es una especie de historia personal sobre por qué comenzamos a vender sudaderas”, dijo. “Crecí con una sudadera de la Marina de los EE.UU. que me dio mi papá y era muy pesada y con una calidad que es mejor hoy día de lo que solía ser hace 30 años”.

Después de haber pasado toda su carrera en la industria del vestido, con todo y un pequeño periodo como presidente de la compañía de mochilas para mensajeros en bicicleta —Chrome—, Winthrop dijo haber comenzado American Giant para construir una marca que se centrara en la calidad duradera en un cambiante paisaje de consumo de ropa.

“American Giant es una intersección de dos cosas principales”, dijo. “Una es la creencia de que los consumidores quieren apoyar marcas que estén más cerca de la gente que hace productos, y la otra es la creencia de que deberíamos hacer cosas de la forma en que se hacían en la generación de mi abuelo”.

El minorista de ropa para hombre comenzó a vender en línea solamente, pero en marzo Winthrop abrió un local en la calle 21. Después de haber vendido el primer inventario de la compañía, Winthrop y sus empleados se dieron cuenta que ya no era una opción pasar de cafetería en cafetería en busca de un lugar en dónde poner sus computadoras portátiles. La necesidad de un lugar físico para almacenamiento los obligó a que abrieran un local en donde pudieran tener su inventario a la mano.

La ropa de American Giant se fabrica en Brisbane, y lo demás —a excepción de la costura— se hace en el local de la Misión. Todo lo demás, desde la concepción inicial del producto a los diseños de las puertas para el minorista, se realiza en la Misión.

“Nos gusta mucho aquí y queremos quedarnos tanto como podamos”, dijo Winthrop, quien ha vivido en San Francisco durante más de 20 años.

El local en sí mismo es pequeño —un espacio lo suficientemente grande como para tener tres percheros y algunos estantes llenos de playeras y sudaderas dobladas cuidadosamente. Las cajas de color café para envíos están apiladas detrás de Winthrop.

“Este espacio se centra más entorno al almacenamiento, pero el punto de la sala de exhibición es que la gente venga y se pruebe las cosas en persona”, dijo.
La sudadera de American Giant es para todo mundo, dijo Winthrop.

“Seguimos un ideal democrático con nuestra marca. Ya sea un tipo en Des Moines que dirija un local de máquinas o Mark Zuckerberg, si les importa la calidad, entonces American Giant es para esa persona”.

American Giant dará a conocer un nuevo producto cada tres o cuatro semanas, y están planeando lanzar una línea de ropa para mujer la próxima primavera.

American Giant se encuentra en el 3171 de la calle 21.

Filed under: En Español

You may also like:

Comments are closed.

Full name required to post. For full details, read our Policy