Es posible que le haya costado más de lo esperado, pero Iso Rabins —el fundador de ForageSF— podrá legalmente tener una cena grupal en el Café Florida Street.

Rabins tuvo que pagar $330 al Departamento de Bomberos por un permiso de lugar de reunión, el cual permite que más de 49 clientes asistan a su cena. Además, pagó cerca de $1,000 para que un inspector del departamento de bomberos inspeccionara el evento y se quedara en el lugar hasta que terminara.

“Gracias a toda la publicidad que he obtenido, ha llegado el momento en el que puedo organizar eventos grandes”, dijo Rabins. “Por otro lado, soy un blanco fácil”.

Rabins, el hombre detrás del Underground Market, un evento que el Departamento de Salubridad cerró por razones de salubridad, opinó estar cansado de toparse con obstáculos legales.

“No quiero verlos como el enemigo”, dijo Rabins, en referencia al gobierno del condado y de la ciudad. “La verdad es que quería trabajar con ellos tanto como fuera posible para lograr esto”.

En un correo electrónico dirigido al internista de Rabins, la teniente del Departamento de Bomberos Mary M. Tse declaró que el 710 de la calle Florida, la ubicación del Café Florida Street, no es “un lugar apropiado de reunión”.

“Cualquier concurrencia de más de 49 personas (incluyendo el personal) así como cocinar debe estar regulado por el SFFD y no está permitido porque es una infracción al artículo 105.1 del SFFC”, escribió Tse.

Rabins declaró esperar aproximadamente 70 personas a su cena.

Rabins declaró haber tenido cenas en ese espacio en el pasado, con el mismo número de personas y sin que nunca antes haya sido un problema.

El Departamento de Salubridad amenazó con cerrar una cena que tuvo en enero, precisó Rabins, porque no había entregado su solicitud para obtener un permiso para servir comida. No obstante, lo entregó y la cena se realizó sin problemas.

En febrero, el departamento de salubridad hizo la misma amenaza, sólo que esta vez porque Rabins no había entregado su solicitud de verificación de pop-up. Por lo que la lleno, y ahí se terminó.

En ambos casos, el departamento de salubridad estaba conciente del número de personas que asistirían, pero no mencionó que fuera un problema, dijo Rabins.

Después de haber arreglado las cosas esta mañana con el Departamento de Bomberos, dijo Rabins, “nadie ha dicho por qué esta vez fue diferente”.

El Departamento de Salubridad no ha respondido a las llamadas telefónicas de Mission Loc@l en busca de comentarios.

Follow Us

Andrea was born and raised in Mexico City, where she graduated as a translator/interpreter. She has been working with Mission Local since 2009 translating content for the Spanish page. Also lives in the Mission, does some reporting, social media and enjoys taking photos and training people that want to contribute to Mission Local.

Leave a comment

Your email address will not be published.