Bueno, ya es junio. Mis amigos en otras partes del país han hecho barbacoa y fiestas en la alberca, mientras que yo me peleo con mi perra tratando de convencerla de que es muy buena idea caminar bajo la lluvia.

Esta última oleada de aguaceros hizo que se me antojaran mis comidas favoritas para levantar el ánimo, pero sigo sin saber exactamente cómo se manifestarían para esta columna. ¿Dulce o salado? ¿Sencillo o exótico? Fue entonces que hice lo que cualquier muchacha moderna haría: lo puse a votación en mi página de Facebook y esto es lo que salió:

57% pupusas

27% pastel de crema de plátano de Mission Pie

14% pollo bahn mi de Pal’s Takeaway

0% de la dona de fresa Earl Grey de Dynamo’s

Así que aquí está cómo hacer pupusas de calabacita caramelizada y frijoles negros para vegetarianos estrictos:

Ingredientes para las pupusas:

2.5 tazas de harina para masa

1.5 tazas de agua

¼ cucharadita de sal

aceite de oliva

Ingredientes para el relleno:

1 lata de frijoles negros orgánicos

2 cucharaditas de aceite de oliva y más para cocinar después

2 cucharadas de levadura nutritiva

1 cucharada de polvo de chipotle

2 clavos de ajo

1 calabaza cortada a la mitad. Espolvoree un poco de sal de mar en la calabaza

Sal y pimienta al gusto

Instrucciones para el relleno

Deje descansar la calabazas cortadas durante 10 minutos para que liberen el agua que contienen; después voltéelas en una servilleta de papel.

Caliente un sartén de hierro a fuego medio alto, embárrele con una brocha aceite de oliva a las calabazas y póngalas en el sartén cuando esté caliente, pero que no esté humeando. Cocínelas por 3 minutos, después levántelas delicadamente para revisar que hayan adquirido un color café dorado.

Si la calabaza está inflada y dorada, puede voltearla; si no, cocínela durante un poco más de tiempo y vuelva a revisar. Voltéela y cocine el otro lado hasta que se haya caramelizado.

Cuando la calabaza esté cocinada, córtela en pedazos de 1/8vo de pulgada.

Instrucciones para hacer las pupusas

En un recipiente hondo y grande, use sus manos poco a poco para mezclar el agua y la harina hasta que se haya formado una masa. Amásela hasta que le quede una bola grande.

Deje la masa descansar por uno o dos minutos.

Mientras espera a que la masa descanse, prepare el relleno. En un procesador de comida (yo uso uno mini), combine los frijoles negros, el aceite de oliva, la levadura nutritiva, el chipotle y el ajo y procéselos hasta que se incorporen los ingredientes. Agregue sal y pimienta al gusto. Ponga la mezcla en un plato hondo más pequeño y agregue la calabaza cocinada y cortada; pruébelo para ver si necesita más sal o no.

Frote sus manos con aceite de oliva. Agarre una pedazo de la masa del tamaño de una pelota de golf y déle forma redonda para después aplanarla con las palmas de las manos.

En el centro de la pelota aplanada de masa, agregue un poquito del relleno (puede hacerlo con una cucharadita), después agarre los lados hasta que le quede una ollita en sus manos y cierre la masa en los extremos para volver a adquirir la misma forma de pelota aplanada.

Haga este proceso alrededor de 11 veces con el resto de la masa (o vea este video que encontré). La receta para masa de pupusa no funcionó para mí (estaba muy seca, necesitaba el aceite), pero la técnica es fantástica. ¡Ojalá lo pudiera hacer así de rápido!

Cocine las pupusas en un comal de hierro con aceite a fuego medio alto por cinco minutos de cada lado. Sírvalas con curtidos.