Prescriptions: Las Consecuencias de la Exposición a Radiación Tomará Años en Aparecer y Será Letal

Go social – share this article with your friendsFacebookGoogle+PinterestRedditLinkedInEmail

Cuando veo las noticias sobre Japón, lo único en lo que puedo pensar son los cánceres y otras enfermedades graves que se graban en los genes de dichos seres humanos vulnerables después de estar expuestos al aire, agua y suelo contaminado.

Un amigo cercano y un colega me compararon a un hurón. Bueno, qué tipo de amigos, verdad. Sólo los amigos doctores son así. Mi amiga dijo esto porque se dio cuenta que soy como un detective con los diagnósticos médicos y siempre intento desenterrar la causa de las cosas. Me gusta evitar que las cosas malas sucedan más de una vez, en especial las condiciones médicas.

Mi deseo por entender el por qué es una fuerte influencia que proviene de haber leído los misterios de Nancy Drew durante mis años de adolescencia. Nancy hizo que quisiera convertirme en un patólogo forense antes de que el programa CSI hubiera hecho algo sexy de una profesión así.  Sin embargo, me di cuenta que no podía dividir las tragedias que son parte inevitable del trabajo.

Es por eso que escogí la aparentemente feliz y directa profesión del parto de bebés. Pero antes de haberme dado cuenta, ya estaba en ánimos de ser detective.

Parece ser como si cada año viera a más y más mujeres que llegan por su revisión anual para develar complejos problemas ginecológicos que, al menos en la facultad de medicina, he aprendido que se ve más la excepción que la norma aceptada. Tenían un sangrado anormal, quistes en los pechos que causan mucho dolor, crecimientos pélvicos, esterilidad inexplicable.

Mis casos obstetras comprobaron ser casos igual de complejos. Mis pacientes tenían una alta presión sanguínea, diabetes, sangrado, defectos de nacimiento o defectos que aparecen durante el embarazo complicando lo que podría ser una experiencia natural y llena de alegría.

Había muchos casos así. Mi intuición me decía que era algo más que sólo malos genes que contribuían a una gran variedad de casos negativos de ginecología y obstetricia. Los textos de medicina que leía y las conferencias a las que asistía no parecían dar la respuesta a la pregunta que tenía. ¿Por qué tantos? ¿Por qué cambió nuestro estándar de lo que es normal?

Poco después, me diagnosticaron con cáncer de pecho premenopáusico. No tenía historial familiar de dicha enfermedad. Pero también sabía que para ahora los genes no lo eran todo. La exposición a contaminantes medio ambientales durante la infancia, e incluso después del nacimiento, son como secretos que terminan dándose a conocer.

Ya sabía que de niña al haber estado en la California semi rural de los 50 podría tener una alta probabilidad de haber entrado en contacto con pesticidas más de una vez. Pero imagínese mi sorpresa al haberme enterado que de niña, igual que muchos otros residentes del Valle San Fernando, estuvimos expuestos a una parcial fusión nuclear de una instalación de pruebas cerca de las colinas de Santa Susana.

El cálculo de esta exposición, que sucedió en 1959, fue 100 veces más grande que la exposición radiactiva a yodo de la Isla Three Mile. En esa época, se mantuvo en secreto hasta que dieron a conocer los hechos a finales de 1980.

El yodo es un componente muy importante para el funcionamiento de la hormona de la tiroides. La tiroides por su parte tiene una influencia en la formación de cerebro fetal y su desempeño, así como la salud cardiaca.

Tanto a mi madre como a mí, nos diagnosticaron con hipotiroidismo. Mi hermano murió de un tumor cancerígeno a la edad de 46.

La fusión nuclear de Santa Susana fue el tercer accidente nuclear más grave antes registrado. Sin embargo, la inminente tragedia en Japón puede haber pasado mi conmovedora experiencia al cuarto lugar.

Con la crisis actual en Japón, parece ser que hay un especial énfasis en la exposición aguda a altos niveles de radiación y la creencia de que el veneno depende de la dosis: un paradigma de Paracelsus, un físico sueco del siglo XVI que se considera el padre de la toxicología.

Hoy día, los científicos saben que dicha idea sólo está bien a medias. En una crisis como esta, no todos sufren las consecuencias de igual manera. El tiempo de exposición a la radiación, incluso con dosis minúsculas pueden ser mucho más dañinas al desarrollo del feto y el infante. El alcance de salud en una crisis como la de Japón tomará décadas poder descubrir.

Me gradué de la preparatoria El Camino Real en 1976. Con cada reunión física o virtual, he escuchado de muertes de cáncer y múltiples problemas de salud con los que mis ex-compañeros de clases han tenido que lidiar.

¿Fueron todas producto del medio ambiente en el que nos criamos? No. Pero aún así, el saber por qué, me maravilla y me preocupa. ¿Con qué tendrán que lidiar los niños de la preparatoria Fukushima en 20 años?

Filed under: En Español

Comments are closed.