De Bi-Rite a Tomato Tart, los residentes de la Misión han respondido a la crisis en Japón con lo que mejor conocen: la comida. Están recaudando dinero con comida en dos próximas subastas para ser exactos.

La propietaria de Laku, una tienda de ropa en las calles Valencia y 22, Yaeko Yamashita se ha sentido muy preocupada como para sólo hacer una donación.

Desde las noticias del terremoto, el tsunami y la crisis nuclear, Yamashita ha estado viendo las noticias con gran preocupación. Su familia en el sur de Japón está bien, pero se preocupa por el resto de su país de origen.

“Japón tiene muchos problemas en este momento”, dijo intentando no llorar. “Lo que me preocupa más es mi hijo”.

El hijo de Yamashita, un estudiante de la Universidad de California en Santa Cruz, está programado a ir a Kyoto el mes que viene a estudiar japonés por seis meses. Kyoto, el cual está a cientos de millas de distancia de Fukushima, es en donde se encuentra el reactor nuclear Daiichi y el cual no se vio afectado directamente por el terremoto ni el tsunami. Aún así, Yamashita está preocupada de que se hijo esté expuesto a la radiación.

“Mi gran preocupación son los problemas nucleares. No quiero pensar en eso mucho”.

El miércoles, el Sistema Estatal de California exhortó a las universidades del país a que cancelaran sus programas de estudios en Japón. Otras universidades estadounidenses se han puesto en contacto con alumnos que ya estaban en Japón.

“Se siente pesado, es demasiado”, dijo Yamashita mientras intentaba recuperar el aliento.

Andy Tonozuka de We Be Sushi, en las calles 16 y Valencia, está de acuerdo. También él es del Sur de Japón.

“Mi familia está bien, pero el resto del país está sufriendo. Hay hijos, hijas o padres o madres de familia de alguien que conozco, por eso estoy enojado”.

Tonozuka dijo que su familia y amigos en casa están preocupados.

Tanto Tonozuka como Yamashita quieren hacer algo para poder ayudar. Yamashita decidirá pronto qué organizaciones obtendrá las donaciones que ha estado recabando.

Mientras tanto, algunos de sus vecinos en la Misión están organizando eventos.

Sabrina Modelle de Tomato Tart llevará acabo una venta virtual de productos horneados en su sitio en línea empezando el 30 de marzo. Los posibles postores podrán tener una vista previa de los productos horneados unos días antes. Todos los artículos comenzarán al mismo precio y se entregarán a la semana siguiente.

Todas las ganancias estarán destinadas a Doctores Sin Fronteras o a la Cruz Roja de los Estados Unidos.

Modelle ha reclutado a 35 bloggers de comida de los Estados Unidos, Francia, Canadá y el Reino Unido, incluyendo a Mark Matsumoto de No Recipes y Linda Mueller de Salty Seattle.

También reclutó a Kai Kronfeld, un aficionado a la comida y residente de la Misión que escribe el blog Nosh This y quien además vende su famoso “bacon crack” (golosinas de azúcar y mantequilla rellenas de tocino y almendras cubiertas en chocolate) desde un carrito ambulante estacionado en las calles 20 y Valencia.

“Hemos obtenido un montón de respuestas a esto”, dijo Moselle. La comunidad de blogs de comida ha apoyado en su totalidad este esfuerzo de organizaciones de la comunidad, dijo.

“¡Un blogger incluso propuso hacer una docena de pastelillos cada mes durante un año!”

La galería Fabric8 llevará acabo un evento para recaudar fondos para Japón el 3 de abril. Shinobu Fumahshi organizará el evento. Shinobu Fumahshi dirigió la tienda Nisa en las calles 19 y Guerrero durante varios años. Tendrán una rifa de arte con comida japonesa y más.

Samin Nosrat, co-fundador de Pop-Up General Store -restaurantes relámpago- unió manos para recaudar fondos habiendo organizado otra venta de productos horneados. La Venta de Productos Horneados para Japón tiene ubicaciones en todo el país, incluyendo a Nueva York, Seattle y Washington.

La venta de productos horneados de Nosrat ofrecerá productos horneados que han donado panaderos caseros y profesionales. Además, la venta tendrá impresiones artísticas y playeras hechas por el estudio con base en la Misión de Able and Baker.

“Hemos obtenido una gran respuesta de la gente en la Misión”, dijo Nosrat.

Habrá dos lugares para la venta de productos horneados en San Francisco, incluyendo uno enfrente de Bi-Rite, sobre las calles Market y 18.

Nosrat también ha trabajo con Bi-Rite en una venta de productos horneados para recaudar fondos para Haití, en donde recaudaron $23,000.

“Bi-Rite parece ser el lugar apropiado para hacerle saber esto a la gente”, dijo. “Es un lugar importante, en términos de comida”.

Nosrat no ha decidido a quién va a donar el dinero, pero está trabajando con el chef Sylvan Brackett de Peko Peko, quien es mitad japonés, para investigar cuál es la organización apropiada.

“Es un sueño secreto mío el recaudar $100,000 dólares”, susurró.