Este domingo se reunieron trabajadores domésticos, empleadores y sus respectivas familias en el Edificio para Mujeres en apoyo de un nuevo Proyecto de Ley para Trabajadores Domésticos.

El asambleísta de California Tom Ammiano presentó el proyecto el mes pasado. El proyecto de ley daría protección básica laboral a niñeras, proveedores de cuidado y amas de casa sin importar su status inmigratorio.

Históricamente, los trabajadores domésticos no se incluyen como tal en muchas leyes laborales. La Ley de California para la Salud y el Cuidado Ocupacional (CAL-OSHA) no se puede aplicar a dicho grupo de empleados. En muchos casos, la ley de horas extra en California tampoco se puede aplicar; en especial en el caso de trabajadores que viven de planta en el lugar de trabajo. Si se aprueba como ley, la legislación sería la segunda de su especie. El estado de Nueva York aprobó una ley parecida el pasado mes de agosto.

Si el proyecto de ley se aprueba, los trabajadores domésticos tendrán derecho a un abanico de beneficios que muchos otros trabajadores tienen como el pago por horas extra, vacaciones pagadas, descansos para comer y descansar, compensación laboral, aviso por adelantado de liquidación. Se trata de este último el que Esmeralda Montufar, una trabajadora doméstica del Centro de Jornaleros Graton en Santa Rosa, está esperando. Le dijo a una multitud de personas que una vez la despidieron al haberle dejado una nota Post-It. Una mañana llegó a trabajar y encontró una nota que decía: ‘Hoy no hay trabajo’ en la puerta de la entrada, aunque su jefe estaba en casa.

“Después la familia nos invitó a mí y a mi esposo a cenar para Navidad, la nota me confundió”, dijo Montaf por medio de un traductor. “Me llevé la nota a la casa, a mi esposo porque no sabía qué hacer. No dejaba de pensar ‘¿somos parte de esta familia o no?’”

Otros aspectos del proyecto de ley pondrían más en claro la particular que es trabajar en la casa de una persona: el derecho para empleados que habitan en el lugar de trabajo a ocho horas de sueño, y acceso a instalaciones de cocina.

“Muchos de nosotros queremos ser buenos jefes pero no sabemos cómo”, dijo Jessica Lehman, líder organizadora para Hand in Hand, quien patrocinó el evento junto con Mujeres Activas y Unidas. “Estamos aquí porque la justicia está enmarañada. Si hablan sobre los derechos de las mujeres están conectados a derechos de inmigrantes, derechos para discapacitados, y así”.

Mujeres Activas y Unidas planea hacer que se reúnan los empleadores domésticos y sus trabajadores para enseñarles cómo mantener una relación justa y saludable y poder al mismo tiempo, levantar la moral por medio de audiencias y eventos con medios de comunicación.

La primer audiencia para la legislación se llevará acabo el 13 de abril en Sacramento.