Traducido por Andrea Valencia

El día jueves, la Comisión de Urbanismo le dio al propietario del local 777 ubicado en la calle Valencia el visto bueno para comenzar la construcción de dos restaurantes y un lugar para música jazz que se llamará Oficina de Conservación del Oeste.

“Hemos visto que las grandes cosas vienen al Distrito de la Misión por un largo tiempo”, dijo Jack Knowles, propietario del local y quien también posee el restaurante A Coté en Oakland.

The Chapel en el 777 de la calle Valencia será un restaurante elegante que servirá comida sureña y de Nueva Orleans; el Café Second Line ofrecerá comida más casual y de un precio más moderado. El lugar para estacionamiento que se encuentra adyacente al local servirá de espacio al aire libre para el café y el auditorio que será un local para el entretenimiento, de acuerdo con los planos.

Los restaurantes en la Misión ocuparán 4,861 pies cuadrados y el local de jazz ocupará 2,575 pies cuadrados adicionales del local 777 de la calle Valencia, el cual ha estado vacante desde que New College cerró en 2008. El otro espacio que también pertenecía a New College en la parte oeste de la calle Valencia en la misma cuadra se ha transformado en oficinas para compañías tecnológicas en ciernes y una cafetería –The Summit.

Ben Jaffe, director de la oficina de conservación del local histórico de Nueva Orleans declaró que continuarán con la tradición de tener residencias para músicos y que se asociarán con escuelas y caridades para enseñarle a los niños sobre el jazz.

Mientras que aquéllos en la reunión mostraron un gran apoyo por el proyecto, algunos vecinos pidieron una audiencia seis meses después de que el lugar haya abierto para ver que los dueños estén cumpliendo con las condiciones del permiso. Dichas condiciones incluyen previsiones de ruido y alteración al orden público.

Roberto Hernández, residente desde hace tiempo y promotor local, dijo que le gusta el proyecto porque será un lugar en donde los niños podrán aprender sobre el jazz –una actividad que ya no es posible en muchas escuelas debido a los recortes presupuestales que le han puesto un fin a los programas de música.

“La mayor parte de ustedes me conoce y sabe que he estado aquí ante ustedes con temas muy controversiales sobre el desplazo y la elitización de nuestra gente en nuestro barrio”, dijo Hernández. “Y en realidad estoy aquí para apoyar este proyecto, ahora tenemos una oportunidad para trabajar con una organización y un empresario en nuestra comunidad para comenzar a enseñar…sobre el jazz a todos los niños de nuestra comunidad”.

Otro residente dijo que los cambios sobre la calle Valencia han sido desconcertantes pero que este es uno que le agrada.

“Cuando se propone un nuevo negocio, es como apostar en el juego. Uno se sienta a jugar en una máquina de moneditas y espera ganar”, dijo. “Para el local 777 de la calle Valencia, esto no es un premio mayor. Los invito a que acepten este proyecto para que todos podamos comenzar a recolectar nuestra ganancia”.

Andrea Valencia

Andrea was born and raised in Mexico City, where she graduated as a translator/interpreter. She has been working with Mission Local since 2009 translating content for the Spanish page. Also lives in the...

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *