Traducido por Andrea Valencia

Loran Simon opina que el Alcalde Gavin Newsom debería prestar más atención a los votantes negros y latinos.

El alcalde y candidato a asistente del gobernador rechazó una invitación de la organización de Simon –La Fundación de California- para debatir contra su oponente Abel Maldonado enfrente de un público en su mayoría latino y africoamericano en la Misión. Maldonado aceptó asistir.

Fue la segunda vez que Newsom faltó a un evento de candidatos organizado por la fundación –en el mes de julio no asistió a un foro de fe en la Misión al cual asistieron tanto su oponente como el candidato gubernamental Jerry Brown.

“Quería que lo enviáramos a Sacramento, pero tenemos que saber qué piensa de estos temas”, dijo Simon, alumno en la facultad de Derecho en la Universidad de San francisco quien cofundó su fundación en 2004 como alumno universitario; además ha organizado muchos eventos que tuvieron una buena asistencia por parte del público.

Sin embargo, algunos consultores políticos opinan que los votantes que no son del Área de la Bahía son los que necesitan conocer mejor a Newsom.

“Lo más probable es que la gente vaya a votar por él de cualquier manera”; dijo Johnny Wang, quien trabajó en la campaña del alcalde Newsom y quien es presidente de la firma local de consultoría JKW Consulting. “Lo hemos escogido a él y es demócrata. Si este fuera un debate entre votantes independientes que no se han decidido y se publicara en los medios exhaustivamente, valdría la pena”.

Wang se refiere a la historia de San Francisco como bastión democrático con tan sólo el nueve por ciento de sus votantes registrados como republicanos. La ciudad posee el 37 por ciento de los demócratas registrados en el estado.

Con dicha base, el centrarse en debates en San Francisco puede no beneficiar a Newsom lo suficiente como para que valga la pena, dijo Wang.

Al postularse para un puesto estatal, Newsom necesita ser visible en áreas en donde los demócratas pueden no estar familiarizados con él, como en el sur de California, continuó Wang.

Newsom realizó campaña en Los Ángeles los últimos dos fines de semana, incluyendo la celebración del domingo pasado de la Independencia de México.

El asistente a gobernador Maldonado, quien va 9 puntos atrás según la más reciente encuesta, está dispuesto a cubrir las ausencias de Newsom, incluso en su ciudad natal.

“Sé que la gente ve la etiqueta de ‘republicano’ y tiene algunas nociones de cómo realizamos campaña, pero Abel Maldonado hará campaña en cualquier lugar y en todos lados para obtener los votos de los californianos”, dijo Brandon Gesicki, gerente de campaña de Maldonado.

Gesicki dijo que su candidato estuvo de acuerdo en realizar un debate en San Francisco, Silicon Valley y el Sur de California, pero hasta donde él sabe, Newsom no ha aceptado ninguna invitación.

Simon dijo que el apoyo por parte de los candidatos a asistente del gobernador es una mezcla de la comunidad minoritaria, y que está preocupado con que los políticos no establezcan una relación directa con ellos. Dijo que el debate sería una oportunidad para preguntar sobre las minorías en la educación, crecimiento laboral y políticas migratorias.

“Fue nuestra idea el traer a votantes negros y latinos para que escucharan sobre cuestiones que son importantes para nuestra comunidad para poder tomar decisiones concientes en noviembre”, dijo Simon. “Así que no nada más vamos a vivir en una burbuja –vamos a tener que profundizar y entender las cuestiones”.

Simon dijo que las 300 personas que anticipaba en el debate no querrán ser excluidas.

“Quieren saber que les importa”, dijo. “Quieren saber que uno los apoya cuando uno tome poder –que uno no los va a ignorar como muchos otros candidatos lo han hecho en el pasado”.

Wang dijo que las comunidades latinas y africoamericanas no están solas en tanto a sentirse abandonadas.

“Creo que es una queja válida. Él no ha sido el alcalde que se haya involucrado más en toda la historia de San Francisco”, dijo Wang. “Creo que hay muchas personas a las que necesita dirigirse y no lo ha hecho –no sólo las minorías, sino grupos de interés”.

En 2006, el 74 por ciento de los votantes de San Francisco escogieron a un asistente de gobernador demócrata, el porcentaje más alto para cualquier país en el estado. ¿Será posible que haya suficiente gente que se cambie de bando en la boleta electoral si no obtienen la atención suficiente en 2010?

“Newsom tuvo mucha mala publicidad en su contra y aún así ganó la votación primaria”, dijo Wang. “Los residentes de San Francisco son relativamente leales a sus políticos”.