Traducido por Andrea Valencia

Lala escuchó los gritos en el Hotel Krishna ubicado sobre la calle Misión y después se volvió a dormir.

Cuando despertó, la mujer de 37 años de edad en la habitación 46 estaba muerta.

Alan Pringle, investigador en jefe a cargo para la Oficina del Médico Forense, dijo que la víctima era Amy Mustain.

Lala y otros residentes dijeron que la policía llegó temprano el miércoles por la mañana y permaneció en el hotel hasta las 11 a.m. La policía declaró haber llegado a las 11:34 p.m., del día martes después de haber recibido una llamada telefónica anónima.

La víctima era una amiga, dijo Lala quien se negó a dar su apellido pero quien habita en el Hotel Krishna en el 2032 de la calle Misión durante los últimos ocho años.

“Ella le gritaba que se detuviera y él le decía que se callara. Si hubiera sabido que la estaba matando tal vez hubiera intentado ayudar, pero sé que Mickey me podría haber hecho algo a mí también si hubiera ido ahí”, dijo Lala.

El pasillo afuera de la habitación 46.

Henry “Mickey” Hill era amigo de Mustain y su socio, Doug Krow, de acuerdo con Lala. Algunas veces, Hill le permitía a la pareja quedarse en la habitación sencilla que él rentaba cuando no tenían suficiente dinero para la renta de su propio cuarto, añadió Lala.

Sin embargo, no está claro si Hill o Krow estaban en el hotel cuando sucedió el incidente.

Sal Patel, propietario del Hotel Krishna, confirmó que Hill había sido inquilino durante poco más de dos años pero no sabía mucho sobre él, aparte de verlo subir y bajar por las escaleras.

“Era grande y ruidoso. Algunas veces le gritaba a la gente que se quitara de su camino cuando estaba subiendo las escaleras o le gritaba a la gente en los pasillos”, dijo Patel.

La policía declaró que la llamada telefónica anónima que les informó sobre el cuerpo en la habitación 46 volvió a ponerse en contacto con ellos queriendo “entregarse” pero nunca apareció.

“Estaba hablando con la policía, les estaba diciendo lo que había escuchado cuando el policía dijo algo sobre el médico forense, pero no sabía que Amy ya estaba muerta. Creí que Micky la había golpeado o algo”, dijo Lala.

Un cuarto parecido a donde ocurrió el incidente, pero un piso más abajo.

Malcom Lefkin ha estado viviendo junto a la habitación 46 durante dos meses y dijo que no conocía a los inquilinos personalmente. Aunque Lefkin no quiso hablar de detalles sobre el incidente, confirmó la presencia de la policía hasta casi las 11:30 a.m., del día miércoles.

El Hotel Krishna es uno de los seis hoteles de cuartos de ocupación individual (o SRO, por sus siglas en Inglés) ubicado sobre la calle Misión entre las calle 16 y 17. La habitación 46 se encuentra en el segundo piso al fondo del pasillo. Lala vivo a cinco puertas en el mismo piso.

En la noche del miércoles se podían escuchar algunas voces provenientes de los pasillos del hotel que tiene 22 habitaciones de ocupación individual.

La única diferencia era una calcomanía cuadrada –de color blanco brillante en contraste con la pintura café descascarándose- que sellaba y representaba la entrada a la habitación 46 como delito por orden del médico forense.

La mitad de la cinta amarilla de la policía se encontraba en el piso enfrente de la puerta. Arriba del ojillo, alguien había dibujado con marcador negro el símbolo de paz, y debajo de dicho, un corazón.

La puerta de la habitación donde se encontró a la víctima.

“Era una persona amable algunas veces, pero fumaba mucho crack y si no tenía suficiente ese día y uno estaba en su camino, se enloquecía”, dijo Lala sobre Hill. Dijo que sólo había escuchado a Hill y que no lo había visto en la habitación cuando sucedió el asesinato.

Aunque no se ha publicado ningún tipo de información en relación a la causa de la muerte o sobre sospechosos directos, la División de Homicidios de SFPD se encuentra investigando el incidente como una “muerte sospechosa”.

Follow Us

Newcomer Samantha Bryson has spent a week exploring the Mission District and is quickly assembling a survival guide—always have cash, don’t engage in catcalls, buy a pair of skinny jeans and refer to the Spanish language phone application often. High school French is proving to be useless.

Leave a comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *