Una Charla con Campos

Go social – share this article with your friendsFacebookGoogle+PinterestRedditLinkedInEmail

Nota del editor: Esta columna es parte de una serie de conversaciones que Mission Local tiene con el supervisor David Campos para hablar de temas y eventos en la Misión y en la ciudad de San Francisco. Si tiene preguntas para Campos, envíe un correo electrónico o deje un comentario.

Mission Local: Mission Local ha estado cubriendo la zona neutral para las clínicas de salud reproductiva de San Francisco, una medida que usted comenzó. ¿Ha habido algún incidente específico que lo haya motivado a redactar esta legislación?

David Campos: Comenzamos a recibir quejas de acoso por parte de Planned Parenthood, de parte de los trabajadores, vecinos y mujeres que trataban acceder a la clínica. En ese momento, la forma en que respondimos fue trabajar con el departamento de policía y el Departamento de Obras Públicas para ver si podíamos usar las leyes que ya existen para proteger a estas mujeres y trabajadores.

En ese momento, nos dimos cuenta de que había una ordenanza de protección que existía desde hace años. Es una protección de ocho pies que sigue al individuo, pero es difícil que se respete porque si uno agarra alguien en cinta [grabado] es difícil saber si la persona está dentro de los ocho pies.

Así que por eso no podíamos hacer uso de las leyes existentes para abordar el acoso. Presentamos una legislación que creaba una zona blanca [de descarga] para proteger el acceso a la clínica. Pero cuando nos dios cuenta que había un hueco burocrático que le permitía [a los manifestantes] estar básicamente de pie en el camino de las personas que intentaban entrar a la clínica. Entonces decidimos recurrir a la zona neutral.

Una zona neutral es algo que en realidad podría ser una ventaja para ambos lados porque brinda más claridad en cuanto a si se quebranta o no. Con una zona neutral, la ciudad marcará la zona con una límite de 25 pies. Si está fuera de esa zona, podrá ejercer su derecho a la libertad de expresión, y cuando esté en esa zona, entonces estará quebrantándolo.

ML: En otro tema, ¿cuál es el estado de la controversial propuesta de la SFMTA para instalar parquímetros en algunas calles en el noreste de la Misión?
DC:
Creo que la propuesta en sí misma está pendiente La MTA [planea] implementar la propuesta para principios del verano, y les pedí que la retrasaran porque creo que todavía falta trabajo por hacer. Uno de los problemas más grandes es cómo hablan de negocios PDR [producción, distribución y arreglos] que tienen necesidades diferentes a los negocios de venta al por menor. [Los urbanistas del MTA] necesitan atender ese problema y crear una mejor alternativa.

No estamos seguros de cuándo exactamente se terminará ese trabajo. No hemos escuchado todavía de la MTA, pero le hemos pedido que la ciudad ponga en espera la implementación, y han acordado hacer eso.

ML: Usted ha expresado la necesidad de obtener retroalimentación de la comunidad en cuanto a la propuesta de estacionamiento. ¿Cuál es su opinión sobre si los parquímetros ayudarán a solventar el tránsito?

DC: Estoy de acuerdo en que debemos tener un manejo del estacionamiento y que los parquímetros cumplen con un papel. Pero creo que no es sólo lo que se hace, sino cómo se hace. Para que los parquímetros funcionen, tiene que haber alguna consideración de los residentes y asegurarse de que ellos tienen la capacidad de estacionar ahí. Creo que también debe haber una consideración para el tipo de negocios de los que estamos hablando.

ML: Lo citaron diciendo que algunas familias no pueden costear autos para usar los parquímetros, y muchos residentes usan transporte público. ¿Podría hablar más de eso?

DC: Mi opinión es que creo que no solo necesitamos centrarnos en el estacionamiento y los autos, sino que también necesitamos asegurarnos de mejorar el transporte público debido a que hay tanta gente que depende de él. También creo que mejorar el transporte público está directamente relacionado al problema del estacionamiento y al de manejar porque creo que mientras más confiable sea el tránsito más gente podrá usarlo en lugar de conducir.

Con eso dicho, hay lugares en donde el transporte público no es una opción para la gente, y eso sí lo reconozco. Es por eso que tiene que ser un enfoque equilibrado.

ML: Por último, ¿qué ha estado leyendo en estos días?

DC: En los últimos meses no he tenido tiempo, aunque a menudo leo biografías. Disfruto leer “The New Yorker”, eso siempre es divertido de leer. Un libro que leí hace algunos meses y que fue muy divertido fue “Game Change” [“Obama and the Clintons, McCain and Palin, and the Race of a Lifetime”] y lo disfruté. Pero me prometí a mí mismo que encontraría otro libro que leer pronto. Eso es algo en lo que estoy trabajando.

 

Filed under: En Español

Comments are closed.